Connect with us

Empresas

Newdock Compra Tres Parcelas Para Logística En Arroyomolinos Y Getafe (Madrid)

Published

on

newdock-compra-tres-parcelas-para-logistica-en-arroyomolinos-y-getafe-(madrid)

Newdock ha adquirido tres parcelas, que suman cerca de 100.000 metros cuadrados de solares, para construir cinco naves logísticas independientes en Arroyomolinos y Getafe, en Madrid. En concreto, se trata de dos parcelas de 65.000 metros cuadrados en el parque logístico de Arroyomolinos, que se encuentra en una ubicación estratégica de la Comunidad de Madrid próxima a la M-50 y el eje de la A-5. Por su parte, la parcela de 30.000 metros cuadrados del parque logístico de Los Gavilanes se encuentra en una ubicación excepcional, en el eje A-4, con acceso directo a la carretera de circunvalación M-50. Ambos proyectos estarán disponibles a finales de 2023.

Newdock cuenta ya con una cartera de 10 desarrollos en diferentes zonas logísticas prime de España para implantar más de 750.000 metros cuadrados de superficie bruta alquilable. Con varios proyectos ya en fase final o entregados en Getafe, Illescas y Málaga, y desarrollos en Madrid y Valencia en proceso de urbanización.

Para Fátima Sáez del Cano, CEO de Newdock, “continuamos apostando por el mercado español y ampliando nuestra cartera para alcanzar el objetivo de inversión más de 1.000 millones de euros hasta 2024. Estas compras consolidan nuestra posición como un referente en el sector de la logística, ofreciendo activos que contarán con los más ambiciosos estándares en tecnología, innovación, sostenibilidad y compromiso social. Seguimos con el compromiso de acompañar a nuestros clientes y ayudarles a cubrir sus necesidades en España”.

Los proyectos de última generación se construirán conforme a las exigencias de la certificación LEED® Platinum, en línea con el compromiso global de Newdock en materia de ESG, uno de los elementos fundamentales de su estrategia. Aspectos como el paisajismo, la calidad de las oficinas, energías renovables o accesibilidad confieren a los activos un valor único para los clientes.

Economía

La Tensión En Taiwán Amenaza La Cadena Global De Suministros

Published

on

la-tension-en-taiwan-amenaza-la-cadena-global-de-suministros

El made in Taiwan fue durante los años ochenta y noventa sinónimo de juguetes a precios asequibles para muchos hogares occidentales. Pero esa percepción hace tiempo que es errónea: el país asiático, con sus escasos 23 millones de habitantes, es un enclave tecnológico ahora mismo insustituible por ser el gran productor mundial de chips, imprescindibles para el funcionamiento de coches, electrodomésticos, cámaras, móviles, ordenadores, satélites, drones, misiles y un sinfín de artículos de uso tanto civil como militar.

China, agraviada por la visita a la isla de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE UU, Nancy Pelosi, no ignora esa baza: sus maniobras militares, que Taipéi asegura que equivalen a un “bloqueo marítimo y aéreo”, amenazan con disparar aún más la inflación en Occidente. El conflicto añade tensión a unas cadenas de suministros exhaustas, que apenas acaban de recuperarse de la crisis pandémica, en lo que podría convertirse en un ensayo general de futuras represalias de asfixia económica.

La dependencia de la isla es tan grande que en febrero el comisario europeo Thierry Breton lanzaba una hipótesis inquietante: “Si Taiwán no pudiera exportar más, casi todas las fábricas del mundo se detendrían en tres semanas”. La frase puede parecer exagerada, pero en todo caso es indicativa de que si el choque con Rusia ha acelerado la búsqueda de la independencia energética en Europa, el conflicto en Taiwán avivará un proceso ya en marcha tanto en el Viejo Continente como en Estados Unidos: el de instalar nuevas fábricas en suelo propio para reducir las compras de microprocesadores asiáticos.

El problema de ese acercamiento de la producción es doble. No es barato —montar una fábrica cuesta entre 5.000 y 20.000 millones de dólares, dependiendo de lo puntera que sea su tecnología, sin contar su mantenimiento—. Ni rápido: desde que se concibe hasta que entra en actividad pueden transcurrir al menos dos años. El laboratorio de ideas Eurointelligence avisa: “Occidente tiene la capacidad de producir versiones de alta gama de semiconductores, pero no son los que alimentan los dispositivos electrónicos baratos o los bienes electrónicos duraderos que compramos principalmente en las tiendas”.

Aunque los resultados no serán inmediatos, la carrera está lanzada. El Congreso estadounidense aprobó la semana pasada la ley que permite destinar 52.700 millones de dólares en subsidios a la industria de semiconductores para competir con China, que tiene su propio plan, denominado Made in China, para crecer en ese segmento. Mientras, Bruselas calcula que movilizará 43.000 millones en inversión pública y privada. España planea dedicar 12.000 millones a dicha industria aprovechando los fondos de recuperación europeos.

Las carencias actuales hacen que cualquier interrupción en el comercio pueda afectar a las muchas compañías que importan semiconductores. Según TrendForce, Taiwán produce el 64% de los chips globales, la gran mayoría de los cuales salen de una sola empresa: TSMC. El poder de esta firma, que solo en el segundo trimestre de este año ingresó 18.600 millones de dólares, es tan colosal como desconocido para el gran público. Por eso, en su controvertido viaje, Pelosi se reunió, entre otros, con Mark Liu, presidente de la empresa, que tiene a Apple entre sus clientes preferentes.

El ejecutivo anticipó esta semana en una entrevista con la CNN qué sucedería con sus plantas de producción ante una posibilidad mucho más aterradora: la de una eventual invasión. “Nadie puede controlar TSMC por la fuerza. Una invasión impediría operar a nuestras fábricas”, advertía. El directivo argumenta que unas instalaciones tan sofisticadas como las suyas no funcionarían sin conexión en tiempo real con Europa, Japón y EE UU. Y tampoco podría seguir adelante si se cortara la llegada de repuestos, productos químicos y software de ingeniería.

Poner TSMC bajo dominio chino es un anhelo para una parte de las élites de ese país. El pasado 30 de mayo, Wenling Chen, economista principal del Centro de Intercambios Económicos Internacionales de China, intervino así en un foro online. “Debemos apoderarnos de corporaciones que pertenecen legítimamente a China, como TSMC, especialmente cuando hablamos de producción y cadenas de suministro”.

La batalla tecnológica se libra en torno a minúsculos dispositivos, como explica Sonia Contera, catedrática de Física en la Universidad de Oxford y autora del libro Nano comes to life. “La alianza de las democracias tecnológicas en Asia (Japón, Corea del Sur y Taiwán) para proteger la producción es fuerte. TSMC está ya montando plantas en Japón y EE UU para chips de cinco nanómetros. La fabricación de estos chips tan avanzados requiere una pericia y un conocimiento que no se puede improvisar, como ha aprendido la china SMIC, que lleva años intentando fabricarlos sin éxito. Las alarmas saltaron hace un par de semanas, cuando aparecieron evidencias de que SMIC ha llegado a fabricar chips de siete nanómetros, indicando que China empieza a encontrar el camino de su independencia”.

Aunque el gigante asiático importa todavía muchos de los chips que necesita, la industria allí está creciendo más rápido que en ningún otro lugar: según Bloomberg, 19 de las 20 empresas del sector que más han crecido en promedio en el último año son chinas.

La presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi, junto a la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, durante la visita al país.
La presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi, junto a la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, durante la visita al país.Europa Press

Incertidumbre en el mar

La otra posible vía de contagio económico de la crisis es el mar, por donde circulan la mayoría de mercancías globales. El estrecho de Taiwán es muy transitado por los grandes buques portacontenedores y las embarcaciones de más tonelaje. El Ministerio de Transporte taiwanés alertó el jueves de que los barcos que lleguen o salgan de Taiwán tendrán que sortear las zonas en las que el Ejército chino está realizando sus prácticas, una situación que, de prolongarse en el tiempo, podría tener un impacto por retrasos y cambios de ruta.

Consultadas por este diario, la naviera alemana Hapag-Lloyd y la danesa Maersk, entre las cinco mayores firmas de transporte de contenedores del mundo, aseguran que no hay grandes alteraciones. “Todos los puertos en China continental y Taiwán están operando con normalidad, incluida la operación de la terminal, el atraque de embarcaciones y el servicio de salida”, indican fuentes de la firma nórdica. Estas compañías se han beneficiado tras la pandemia del alza del precio de los contenedores por los colapsos en los puertos ante la fuerte recuperación de la demanda (sobre todo en EE UU) y la falta de trabajadores para descargar y de camioneros para transportar por los contagios, más leña para el fuego de la inflación.

Si las incidencias en Taiwán se multiplican, ese escenario de repunte del precio de contenedores y del transporte marítimo en general se repetiría. Por ahora, hay algunos percances. Según la información recabada por Lloyd’s List Intelligence, apenas un par de navíos circulaban este viernes alrededor de las áreas en las que están teniendo lugar los ejercicios militares, en comparación con la media de 240 barcos diarios que navegaban por esas aguas la semana pasada. La cifra es todavía pequeña en relación con las decenas de miles de buques que surten de mercancías asiáticas a Occidente, y a otros que hacen el trayecto inverso para llevar sobre todo combustible o materias primas.

La escalada llega en un momento ya de por sí turbulento para la actividad, pues convive con el temor a que un corte de gas ruso provoque una recesión en Europa este invierno. A la hora de pensar en comparaciones sobre cuál de los dos puntos calientes tiene más potencial de hacer daño, los analistas de Goldman Sachs son claros. “Cualquier posible sanción directa o indirecta a China debido a conflictos geopolíticos tendría repercusiones considerablemente mayores para la economía global que en el caso de Rusia”, dice un informe del banco de inversión estadounidense.

50% de descuento

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Continue Reading

aston martin

Muebles A Todo Gas: Cómo Los Fabricantes De Coches Triunfan En El Mobiliario Más Exclusivo

Published

on

muebles-a-todo-gas:-como-los-fabricantes-de-coches-triunfan-en-el-mobiliario-mas-exclusivo

Muebles y coches. La extraña pareja funciona. Algunas de las firmas de lujo del motor cuentan con una línea de muebles para el hogar y la oficina desde hace algunos años. La icónica compañía inglesa Aston Martin lanzó en 2011 su primera colección de muebles y accesorios para el hogar. Y en 2015 la marca italiana Lamborghini creó su línea de mobiliario de hogar y oficina inspirada en los circuitos de la fórmu­la 1. Para penetrar en el mercado del diseño de interiores, ambas compañías se asociaron con la casa italiana Formitalia Luxury Group, que produce y distribuye en exclusiva estas piezas tan singulares por todo el mundo.

Sus clientes son de alto standing, son los mismos que compran sus coches por más de 100.000 euros. Buscan piezas sofisticadas y de calidad para sus viviendas o empresas y el precio nunca es el problema. Por ejemplo, gastan 3.400 euros por una lámpara de pie de Aston Martin, o 2.400 euros por una lámpara de mesa.

El sofá V297 en forma de L de esta misma firma cuesta 29.800 euros (sin contar impuestos) y es uno de los productos más demandados, según indican en el grupo Formitalia. La cama V298 se vende por 15.200 euros. Ambas piezas fueron presentadas en el salón del mueble de Milán el pasado junio. La colección se centra en salones y dormitorios de estilo minimalista y juega con el contraste de materiales: tela, cuero, lacado en oro…

Tonino Lamborghini Home, la marca de muebles de la familia Lamborghini, crea piezas que juegan al mismo tiempo con la creatividad y la ingeniería, la elegancia y la técnica. Son muebles que muestran la pasión por el mundo del automóvil, con líneas claras y nítidas, formas dinámicas, un diseño atemporal y materiales refinados. Un ejemplo son las piezas para la oficina: su escritorio cuenta con una parte superior de cuero, patas lacadas en oro e inserciones de fibra de carbono, y su precio de venta asciende a 36.000 euros. Su sillón de piel de oficina se vende por 5.850 euros.

Sofá diseñado a partir de un coche Seat de Bel & Bel.
Sofá diseñado a partir de un coche Seat de Bel & Bel.

Otras alternativas

Son piezas que no están al alcance de la mayoría de los mortales. Sin embargo, no siempre hay que gastar ingentes cantidades de dinero para amueblar una vivienda sin recurrir a lo de siempre, a la producción en serie de las grandes cadenas de muebles. Bel & Bel es una marca española creada en 2005 por los diseñadores Jesús Bel y Carles Bel, licenciados en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona, que arrancaron su aventura trabajando con materiales de desecho. Sus diseños son reconocidos por convertir vehículos clásicos en muebles vintage. El resultado son piezas únicas y series limitadas cuyo coste es algo más asequible.

De su taller ubicado en Viladecans (Barcelona), sale su producto estrella, la Scooter Chair, una silla de oficina construida sobre el chasis frontal de una Classic Vespa. “Además de reutilizar algunas de las partes más características de diferentes modelos de scooters clásicos previamente restaurados, empleamos materiales de primera calidad para los acabados. Cuidamos el más mínimo detalle de la silla, para que, además de ser cómoda, sea duradera”, señala Bel. La silla se puede personalizar escogiendo el color de la estructura exterior, el tipo y tono del tapizado —puede ser piel natural o sintética— o la base —fija o con ruedas—. Además, se pueden incluir extras, como reposabrazos cromados, logotipos en la parte trasera, pilotos intermitentes o una rueda original.

Sillón de oficina de Tonino Lamborghini.
Sillón de oficina de Tonino Lamborghini.

También son un clásico de esta marca catalana los sofás hechos a partir de un Seat 600. En total, tiene en cartera una decena de muebles que se fabrican bajo encargo y de forma artesanal. “En algunos objetos como el sofá podemos tardar un mes en fabricarlo”, dice Carles Bel. “Queremos exaltar con nuestras piezas algunos de los diseños del pasado que admiramos, como la mítica motocicleta de Corradino d’Ascanio o nuestro querido Seat 600, que de alguna manera fueron fabricados para durar toda vida”, señala. Su filosofía es el reciclaje creativo o upcycling.

La silla de oficina cuesta a partir de 1.500 euros, sin tener en cuenta los extras (reposabrazos o intermitentes, a razón de 100 euros más por cada uno. Si es piel natural son otros 120 euros). El sofá se vende a un precio que parte de 6.000 euros. “Nuestros compradores son tanto empresas como particulares y su destino son oficinas y viviendas e, incluso, programas de televisión. Este año hemos hecho en torno a 70.000 euros en ventas y desde el primer año tenemos beneficios”, indica el cofundador. Sus muebles se exportan a Japón, Taiwán, Estados Unidos, Italia, Bahamas o Filipinas.

Continue Reading

Contaminación acústica

Sepa Cuándo Puede Denunciar A Su Vecino O Al Dueño Del Bar Por Ruido Excesivo

Published

on

sepa-cuando-puede-denunciar-a-su-vecino-o-al-dueno-del-bar-por-ruido-excesivo

Trastornos del sueño, nervios, estrés, ansiedad, migrañas o pérdida de la capacidad auditiva. Son algunas de las consecuencias que padecen quienes a diario tienen que soportar ruidos molestos y constantes en su domicilio. Una situación que se acentúa en verano, época del año en que la temperatura anima a pasar más tiempo en la calle, en los eventos al aire libre, en las habituales fiestas patronales o en las terrazas de bares y restaurantes. Sin embargo, cada vez son más los ciudadanos que deciden no aguantar y se animan a reclamar cuando sufren ruidos que superan los límites de decibelios legales.

Los valores límite de emisión e inmisión de ruido están fijados en una ley estatal de aplicación básica, en leyes autonómicas y en las ordenanzas municipales. Según la legislación general, en el interior de los domicilios no se pueden superar los 30 decibelios durante la noche o los 40 por el día. En el exterior, el margen durante el día está entre los 55 y los 60 decibelios y entre los 45 y los 50 por la noche. Unos topes que las ordenanzas municipales pueden rebajar. De hecho, la Organización Mundial de la Salud considera que los objetivos de calidad acústica de las ciudades españolas están obsoletos y recomienda reducirlos en 10 decibelios.

Los perjudicados por estas inmisiones molestas tienen distintas vías para luchar contra el ruido. Como explica María José Rodríguez, vicepresidenta de la Asociación Juristas contra el Ruido, los tribunales civiles pueden decretar el cierre de la actividad y condenar al causante de las molestias a indemnizar por los daños morales, en la salud, así como los patrimoniales que ocasione.

En la vía penal, los juzgados pueden condenar al infractor a penas de prisión, multa e inhabilitación para el desarrollo de una determinada actividad. Ejemplo de ello es la reciente sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, en la que se castigó a los dueños de una discoteca madrileña por exceso de ruido a un año de prisión y una multa de hasta 180.000 euros por poner en riesgo la salud de los vecinos con sus inmisiones. También el Tribunal Supremo, en una sentencia de febrero, confirmó una condena de más de tres años de prisión por un delito de contaminación acústica. Para Ricardo Ayala, abogado especializado en defensa contra el ruido, lo más destacable de este fallo es que el alto tribunal estableció que los ruidos no tienen por qué causar daños físicos o psíquicos a los denunciantes para calificarse como delito. Basta con que quien los provoca conozca el riesgo potencial que conlleva su acción y no lo evite.

No sólo quienes provocan las inmisiones molestas pueden ser castigados por los tribunales; las administraciones públicas también pueden ser condenadas a indemnizar a los afectados tanto por no hacer nada como por no hacer lo suficiente para frenar a quienes rebasen los límites legales de ruido. “Es reiterada la jurisprudencia que considera que no basta con intervenciones esporádicas, sino que las actuaciones de la administración deben ser suficientes para paliar el problema planteado”, afirma Yomara García, presidenta de la Asociación de Juristas contra el Ruido. Y es que, como señala Ayala, corresponde a los ayuntamientos y, por tanto, a la policía municipal, verificar a través de mediciones con sonómetros homologados si se ha producido una infracción que deba sancionarse.

Nulidad de la licencia

En las sentencias que condenan a los ayuntamientos por los ruidos excesivos de eventos multitudinarios, además del resarcimiento de los daños provocados, se suele incluir la nulidad de la licencia administrativa que los autorizó. Así ocurrió en un caso que Yomara García ganó en 2021 y que supuso el traslado del carnaval del Día de la Vegueta que se celebra en Las Palmas de Gran Canaria para que no pasara por una zona residencial. Con su resolución, el juzgado de lo contencioso-administrativo número 5 de la ciudad canaria puso de manifiesto que ninguna fiesta puede hacerse a costa de suprimir los derechos de los vecinos.

Antes de llegar a los tribunales, los perjudicados por sonidos molestos deben realizar una comunicación fehaciente al emisor de esas actividades ruidosas para su cese y, si ello no surte efecto, denunciar ante la policía local para que el Ayuntamiento tome medidas. “En ambos casos, para saber si los niveles de ruido soportados vulneran la normativa hay que realizar una medición del nivel de inmisión que se sufre”, advierte la abogada experta en contaminación acústica María Dolores Muñoz.

En este proceso, García insiste en que conviene contactar con profesionales jurídicos y técnicos especializados “para plantear la reclamación debidamente asesorados desde un principio”. Algo en lo que coincide Ayala, que explica que, por ejemplo, para que una emisión excesiva de ruido pueda calificarse como delito de contaminación acústica, es necesario que el emisor infrinja conscientemente y de forma reiterada las normas, desobedeciendo a la Policía o al Ayuntamiento que haya sancionado su actividad. “Debe haber expedientes sancionadores o, en su defecto, informes técnicos privados y públicos que acrediten las infracciones”, señala el abogado.

Y es que, como indica Rodríguez, a veces al infractor le conviene pagar la multa impuesta por la administración y seguir realizando la actividad por la que se le castigó. Por ello, aunque la abogada valora el efecto disuasorio que puede tener el incremento del importe de las sanciones en las ordenanzas de ruido, para ella, lo más importante es que haya una decidida voluntad por parte de los ayuntamientos para acabar con las conductas que provocan la contaminación acústica.

Cambios tras la pandemia

Los abogados especialistas en demandas vinculadas a ruidos aseguran que el número de consultas de ciudadanos sobre qué pueden hacer si se ven sometidos a estas situaciones ha aumentado este verano por distintos factores. La abogada María José Rodríguez señala el papel fundamental en el aumento de los conflictos por el ruido de la ampliación del espacio público dedicado a las terrazas de los bares y el final de las restricciones de los horarios de la hostelería. Yomara García, presidenta de la Asociación de Juristas contra el Ruido, agrega: “Durante la pandemia hemos sido más conscientes de los sonidos en el medio urbano sin tanto ruido y ahora valoramos más la tranquilidad”.

50% de descuento

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Spanish Property & News