Connect with us

Economía

Pensiones, paro, funcionarios e intereses de la deuda 'se comen' más de la mitad del gasto público

Published

on

pensiones,-paro,-funcionarios-e-intereses-de-la-deuda-'se-comen'-mas-de-la-mitad-del-gasto-publico

Las pensiones, las prestaciones por desempleo, los gastos de personal y el pago de los intereses de la deuda suponen más de la mitad del gasto total contemplado en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022, según consta en el proyecto remitido este miércoles por el Ministerio de Hacienda al Congreso de los Diputados.

Estas cuatro partidas suman un total de 243.074 millones de euros, lo que equivale al 52,96% de los 458.970 millones de euros de gastos presupuestados.

El mayor gasto del presupuesto será el de las pensiones, que concentrarán 171.165 millones de euros, un 4,8% más respecto al avance de liquidación del presente ejercicio, así como un 37,29% del gasto total. El gasto en esta partida se ha visto incrementado en un 74,64% desde 2008, cuando ascendía a 98.011 millones de euros.

Los PGE para 2022 incorporan incrementos para las pensiones contributivas y para las pensiones mínimas y no contributivas, que beneficiarán a un total de 10 millones de pensionistas. Para las primeras, se espera una subida por encima del 2%, tras la revalorización con el IPC, mientras que las mínimas y no contributivas se alzarán un 3%, de acuerdo con el proyecto de Presupuestos.

Por su parte, la partida de desempleo cuenta con una asignación de 22.457 millones de euros, un 10,2% menos, ante “la mejora del empleo y la reducción del paro”, según explicó la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, tras la aprobación de las cuentas públicas en un Consejo de Ministros extraordinario. Esto supone el 4,89% del gasto total.

En cuanto a la deuda pública, la partida vinculada a su coste asciende a 30.223 millones, un 4,7% menos, debido a la esperada reducción de la deuda (hasta el 115% del PIB) y del déficit (5% del PIB) para 2022. El coste de la deuda tiene un peso del 6,58% sobre el gasto total.

Pese a la contención, la cifra es casi el doble de la que suponían los intereses de la deuda en 2008 (15.265 millones), cuando la deuda pública no representaba más del 34,3% del PIB y ahora supera el 120% de la riqueza nacional.

De su lado, los gastos de personal suman 19.229 millones de euros, el 4,2% del gasto, en el que se incluye la subida del 2% del salario de los funcionarios planteado por el Gobierno para 2022.

Por distribución de grandes áreas de gasto, el 54,1% de los Presupuestos corresponde a gasto social, el 29,1% a actuaciones de carácter general, el 11,4% a actuaciones de carácter económico y el 5,3% a servicios públicos básicos.

De entre las partidas destinadas al área de gasto social, se destaca el refuerzo de la protección de los más vulnerables para lo que se dotará con 4.436 millones de euros la partida destinada al pago del Ingreso Mínimo Vital y a las prestaciones familiares. Además, se incrementan en 48 millones las dotaciones para el Bono Social Térmico, hasta alcanzar los 157 millones de euros. Se trata de un aumento del 43,77% interanual y tendrá 1,27 millones de hogares beneficiarios.

Economía

Cubrir el Sahara de paneles solares, una solución a la contaminación con consecuencias impredecibles

Published

on

cubrir-el-sahara-de-paneles-solares,-una-solucion-a-la-contaminacion-con-consecuencias-impredecibles

Puede que alguna vez te hayas preguntado por qué no se instalan miles y miles de paneles solares en desiertos como el Sahara. Allí llega la luz del sol casi todo el año y su extensión es enorme, por lo que es el lugar perfecto para llevar a cabo un proyecto de tal envergadura. Sin duda, esta posibilidad podría ayudar a solucionar el problema de la contaminación producida por el uso de combustibles fósiles no renovables de los que tanto se depende actualmente y que tantos problemas están causando.

El sol es una fuente inagotable de energía verde y limpia, por lo que cubrir el Sahara con paneles solares podría ser una de las mejores opciones a tener en cuenta. Sin embargo, según varios estudios científicos en esta materia, esta solución no es tan sencilla como parece, ya que supondría un profundo cambio en la zona desértica y tendría consecuencias inesperadas, tanto positivas como, quizá, negativas.

La crucial importancia de las energías renovables

Desde hace ya varias décadas, las energías verdes cada vez adquieren más fuerza y presencia en la sociedad. Solo gracias a ellas se podrá revertir el cambio climático y las consecuencias negativas de la contaminación, producidas por el uso de combustibles fósiles y su emisión de gases nocivos a la atmósfera.

El sol es la más potente de estas energías renovables, por lo que debe ser aprovechada al máximo para revertir las consecuencias negativas que el cambio climático está produciendo sobre el planeta. Es lógico, entonces, que la radiación electromagnética que llega desde el astro hasta la Tierra haya sido utilizada y aprovechada por las personas desde hace siglos. Lo lograban a través de diferentes técnicas que fueron evolucionando con el tiempo y mejorando hasta obtener los resultados deseados.

A día de hoy, la fuerza energética del sol puede aprovecharse gracias a diferentes captadores como las células fotoeléctricas, los heliostatos o los colectores solares, que transforman los constantes rayos de luz en energía eléctrica o térmica. Tanto es así que es muy común ver en cualquier lugar de España pequeñas instalaciones de placas solares sobre los tejados, ya sea de casas particulares o de grandes edificios.

Un desierto a cubierto

Es impresionante saber que, si se cubriera únicamente el 1,2% del gran desierto africano del Sahara, se acabaría con la necesidad de utilizar otras fuentes de energía. Es lo que afirma Mehran Moalem, profesor de la Universidad de California experto en materiales nucleares y el ciclo del combustible nuclear. Este dato da una idea del enorme potencial de la energía solar y de los beneficios que puede llegar a generar su uso extendido por todo el planeta.

El Sahara tiene más de 9 millones de kilómetros cuadrados, lo que, según M. Moalem, hace que sea ideal para la energía solar, ya que además de su enorme extensión, el desierto recibe más de 12 horas de luz al día. Esto significa que solo el 1,2 % de la superficie es suficiente para cubrir todas las necesidades energéticas del mundo. No hay forma de que otras fuentes de energía, como el carbón, el petróleo, la nuclear u otras renovables, como el viento o la energía geotérmica, puedan competir con la fuerza imparable del sol.

En cuanto al coste, el montaje equivaldría al 10% del PIB mundial en un año. Una cifra casi imposible de lograr para empezar a transformar el gran desierto de arena en una fuente limpia de energía. Y este es precisamente uno de los grandes desafíos: la inversión necesaria.

Esperanzas de reverdecer

Además, según Mehran Moalem, si se instalaran paneles solares en el desierto del Sahara, el ecosistema de la zona quizás empezaría a reverdecer, al estar grandes cantidades de tierra arenosa a la sombra de los paneles. Otra de las ventajas de cubrir el Sahara con paneles solares (o cualquier otra zona desértica) sería que las tormentas de arena que actualmente contaminan el aire de grandes zonas urbanas de África y Medio Oriente reducirían su intensidad. Con todo ello, parece un hecho que las granjas solares beneficiarían la vida en estos lugares, al quedar más estabilizada la arena.

Por otra parte, y en estrecha relación con lo afirmado por Moalem, un estudio publicado en la revista científica Science afirma que la instalación a gran escala de placas solares en el Sahara haría aumentar las lluvias, sobre todo en la región que se encuentra junto al desierto, el Sahel. Esto desencadenaría un crecimiento de la vegetación, lo que a su vez crearía una retroalimentación positiva, ya que este reverdecimiento atraería aún más las precipitaciones.

Consecuencias inesperadas de los paneles solares en el Sahara

Sin embargo, según el mismo estudio publicado en Science, inundar de módulos solares el desierto del Sahara podría tener consecuencias no deseadas en el clima. Es importante tener en cuenta que el desierto del Sáhara tiene un papel esencial en el equilibrio climático africano y europeo, ya que ambos continentes se encuentran separados, en algunos puntos, por muy pocos kilómetros.

De esta forma, hacer que uno de los desiertos más grandes del mundo empiece a dar brotes verdes en sus tierras secas puede llevar a consecuencias inesperadas.

¿Qué hacer ante el dilema?

Todo esto demuestra que cualquier intervención a gran escala debe ser estudiada en profundidad, pues aunque, en principio, cubrir el Sahara con paneles solares podría parecer una excelente solución, a la larga puede dar frutos inesperados. No queda claro, ni siquiera para los científicos, si un desierto lluvioso sería algo totalmente positivo.

De lo que no hay duda es de máque el sol es una fuente de energía de gran potencial y debe aprovecharse de forma correcta. Los estudios que han investigado la posibilidad de colocar miles y miles de paneles solares en el Sahara confirman que este tipo de energía tiene y tendrá la capacidad para convertirse en una de las mejores alternativas para lograr detener los efectos negativos del cambio climático.

Continue Reading

Economía

Así es el simulador del SEPE para saber cuánto vas a cobrar de paro o si tienes derecho a subsidio

Published

on

asi-es-el-simulador-del-sepe-para-saber-cuanto-vas-a-cobrar-de-paro-o-si-tienes-derecho-a-subsidio

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ofrece una calculadora online para que los ciudadanos puedan consultar qué prestaciones y subsidios les corresponden a las personas en desempleo. El programa de autocáculo, que es online y de acceso libre a través de la Sede Eletrónica del SEPE, también ofrece una simulación de los importes a percibir.

Como explica el organismo dependiente del Ministerio de Trabajo y Economía Social, “tanto si ha finalizado tu contrato como si has agotado la prestación contributiva por desempleo, puedes saber qué prestación te corresponde, en el primer caso, o si tienes derecho a subsidio, en el segundo”.

El programa ofrece una simulación, en base a los datos que él mismo introduce al contestar unas breves y sencillas preguntas, la posible prestación a la que podría tener derecho, su duración e importe. Y el organismo avisa: “el resultado no es vinculante para el SEPE, ni genera derecho alguno a tu favor”.

De hecho, la guía de uso del programa de autocálculo de prestaciones por desempleo del SEPE aclara que su objetivo es “facilitar información al ciudadano sobre la duración e importe de la prestación por desempleo que pudiera corresponderle en base a los datos introducidos por él mismo, sin efectuar ninguna comprobación sobre su veracidad o coincidencia con los datos que constan en las bases de datos del Servicio Público de Empleo Estatall”.

Para acceder a este servicio no es necesario identificarse con certificado digital ni usuario y contraseña, su acceso es libre. Y establece dos opciones al usuario:

Ha finalizado su contrato y desea saber qué prestación de subsidio le corresponde

Ha agotado la prestación contributiva por desempleo y desea saber si tiene derecho a subsidio

SEPE
SEPE

“Puede elegir la opción que le interese y, contestando a unas breves y sencillas preguntas que le hará el programa en función de los datos que vaya introduciendo, obtendrá la duración e importe aproximado de su prestación por desempleo o subsidio”, explica el SEPE. 

Entre las preguntas que realiza el programa en la primera opción (saber cuánto le corresponde de paro) están cuál es la fecha de finalización de su última relación laboral, si ha recibido alguna prestación por desempleo en los seis años anteriores o cuánto tiempo ha estado trabajando durante esos últimos seis ejercicios.

Toda esta información que el ciudadano aporta al SEPE le sirve para realizar el cálculo del importe mensual bruto que cobraría aproximadamente de la prestación y el tiempo en el que podría recibirla, así como de la retención que se le aplicaría en concepto de IRPF o la aportación a la Seguridad Social. 

En el segundo caso (ha agotado la prestación contributiva por desempleo y desea saber si tiene derecho a subsidio), entre las preguntas están la fecha de agotamiento de la prestación contributiva, el tiempo durante el que la ha cobrado, la edad o los ingresos mensuales. En base a sus respuestas, el programa indica si el usuario tiene derecho a solicitar algún subsidio, así como su importe y duración. 

Continue Reading

Economía

Una empresa con menos de 5 años de vida puede licitar

Published

on

una-empresa-con-menos-de-5-anos-de-vida-puede-licitar

Nada es fácil cuando acabas de crear una empresa y menos en nuestro país, donde la legislación puede cambiar dependiendo de las Comunidades Autónomas y lo que es válido en una puede que no lo sea en otra.

Pero te has tirado a la piscina: con ahorros y ayuda de familiares has montado tu pequeño negocio y ahora toca salir al mundo y encontrar clientes. Pueden ser privados (la gran mayoría de pymes españolas tiene este tipo de clientes) y públicos y con estos segundos nos referimos al Ayuntamiento de tu pueblo, a la Diputación, al Ministerio de Agricultura… que puedes convertir en tus clientes a través de contratos públicos.

Pero, ¿puede tu empresa presentarse a una licitación pública si es de nueva creación?

Vayamos por partes: se entiende por empresas de nueva creación las que tienen menos de 5 años. “Cada año, y nos referimos a cifras anteriores a la pandemia, por lógica la crisis económica ha trastocado todos estos números, cada año se crean una media de 60.000 empresas, lo que supone casi un 2% del número total de empresas en nuestro país”, explica Gádor Espinosa, CEO  del agregador de licitaciones iTenderspro.

Pero volvamos a la pregunta que da título a este artículo, ¿puede una empresa con poca experiencia presentarse a los concursos públicos? “La respuesta es .  La Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público pretende facilitar la participación de todas las empresas en el mercado de las adjudicaciones”, aclara Espinosa.

Veamos cómo pueden hacerlo y qué es lo que tienen que demostrar a ojos de las administraciones. Cualquier administración, para confiar en cualquier empresa que resulte adjudicataria, le exigirá dos requisitos:

  • Solvencia económica y financiera: facturación anual, patrimonio de la empresa, seguro de Responsabilidad Civil, … y
  • Solvencia técnica o profesional: experiencia en trabajos similares, medios personales y materiales, …

El artículo 90 de la LCSP es el que estipula cómo una empresa de reciente creación puede demostrar su solvencia técnica. Sin entrar en tecnicismos farragosos, “Las empresas de nueva creación no tienen que acreditar haber realizado anteriormente trabajos similares a los que están licitando. Pueden utilizar sus maquinarias, personal, títulos… para acreditar su solvencia técnica. Aún cuando el organismo lo exige o lo requiere, los años para demostrar la experiencia se han reducido, pasando de diez años a cinco años en contratos de obras y de cinco a tres años en contratos de servicios y suministros”.

Esto en lo que respecta a la solvencia técnica o profesional, pero, ¿qué ocurre con la económica? Porque si nuestro negocio vio la luz hace poco lo más lógico es que las facturaciones anuales sean modestas…

De acuerdo con el artículo 87 de la LCSP, “La solvencia económica y financiera del empresario deberá acreditarse por uno o varios de los medios siguientes, a elección del órgano de contratación:

  1. Volumen anual de negocios, o bien volumen anual de negocios en el ámbito al que se refiera el contrato …
  2. justificante de la existencia de un seguro de responsabilidad civil por riesgos profesionales …
  3. Patrimonio neto, o bien ratio entre activos y pasivos, al cierre del último ejercicio económico

“Así, las empresas que todavía no tienen volumen de negocio o que tienen uno muy bajo podrán presentarse a licitaciones en las que solo se requiera un Seguro de Responsabilidad Civil o el cumplimiento de unos valores de patrimonio neto”, declara Espinosa.

Además, existen unas licitaciones en las que los interesados (normalmente autónomos) no tienen que acreditar solvencia alguna, ni económica ni técnica.  ¿Cuáles? La ley establece que en contratos de obras de valor estimado inferior a 80.000 euros, y en contratos de suministros y de servicios de valor estimado inferior a 35.000 euros, excepto los que tengan por objeto prestaciones de carácter intelectual a los que no será de aplicación este apartado.

En resumen: si somos una empresa joven no podremos presentarnos a licitaciones de millones de euros porque evidentemente se nos exigirán unas condiciones que no cumplimos, pero sí podemos ir abriendo poco a poco este nicho de mercado, muy jugoso incluso en épocas de crisis económicas, con contratos más pequeños.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Spanish Property & News