Connect with us

Ataques militares

El Rotundo Avance De Las Tropas Ucranias Genera Las Primeras Fisuras En La Escena Política Rusa

Published

on

el-rotundo-avance-de-las-tropas-ucranias-genera-las-primeras-fisuras-en-la-escena-politica-rusa

El claro avance de las fuerzas ucranias en el este del país sobre posiciones que llevaban meses en manos rusas ha abierto las primeras fisuras en el discurso político en Rusia, hasta ahora poco dado a airear discrepancias sobre la línea oficial marcada por el Kremlin. Los líderes de la propaganda rusa instan abiertamente a ejecutar a los comandantes que debían defender el enorme territorio perdido, mientras que otras voces afines al poder reclaman ahora castigar a quienes convencieron al presidente, Vladímir Putin, de que sus tropas serían recibidas con abrazos en Ucrania. Los golpes de Járkov y Jersón coinciden además con un nuevo desafío de la oposición, residual pero elocuente. Más de 40 concejales de las dos mayores ciudades de Rusia se han dirigido al Parlamento para proponer el cese de Putin, bajo la acusación de alta traición, una iniciativa que va ganando adeptos conforme avanzan las horas. El presidente checheno, Razmán Kadírov, ha hablado abiertamente de errores en la estrategia del Kremlin.

La contraofensiva ucrania, que ha ido ganando terreno en cuestión de horas en las últimas jornadas, tomó a Rusia por sorpresa. El sábado, cuando Kiev anunció que había retomado puestos clave como Járkov, Putin estaba en Moscú inaugurando la mayor noria de Europa, mientras los habitantes de la capital bailaban y bebían por el 875º aniversario de la ciudad. El Ministerio de Defensa ruso, tras el silencio que siguió a los anuncios sucesivos de las autoridades ucranias, finalmente anunció una “retirada ordenada” en la región de Járkov, donde no solo ha perdido la iniciativa y ciudades importantes como Izium, sino también un nudo ferroviario clave para el abastecimiento de su ejército.

En Rusia hay sectores que en esta ocasión no han comulgado con la justificación oficial. Por ahora las críticas han arreciado contra los escalones inferiores a Putin, aún blindado por dos décadas en las que la propaganda construyó un aura de infalibilidad a su alrededor.

La interpretación que el presidente checheno, Razmán Kadírov, ha hecho de la retirada ha sido significativa. En un mensaje difundido en su canal de Telegram, se ha referido al “hecho de que [el ejército ruso] se haya ido y regalado varias ciudades”. “Yo no soy un estratega como los del Ministerio de Defensa, pero se cometieron errores”, añadió, y advirtió de que si no hay cambios inmediatos en lo que se sigue denominando “operación militar especial”, buscará comunicarse directamente no solo con el ministerio ruso, sino con el liderazgo del país, es decir, Putin. Ese mensaje se interpreta como un ejemplo claro del malestar del líder checheno respecto al transcurso de la guerra.

Las Fuerzas Armadas, la institución más valorada por los rusos, incluso más que el Kremlin, según los sondeos, afrontan una enorme presión. Putin rechaza decretar la movilización general de la población, una medida impopular que exige el ala más dura. Los periodistas cercanos al poder cargan mientras tanto contra los mandos del ejército. Uno de los máximos responsables de la propaganda del Kremlin, el presentador de Rossiya 1 Vladímir Soloviov, afirmó, también en Telegram: “Muchos jefes con uniforme (no me atrevería a llamarlos comandantes) son dignos del despido con deshonor, un juicio penal o incluso la ejecución, y podría nombrar a algunos”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

La crisis abierta por el contraataque ha puesto en el punto de mira, de momento, a los asesores del Kremlin y a los mandos del ejército. Varios analistas y políticos cuestionaron el desarrollo de las operaciones de las tropas rusas en los últimos meses en un debate del popular canal NTV, cuyo control fue tomado por Putin nada más llegar al Gobierno hace décadas.

“La gente que convenció al presidente de que la operación especial sería rápida y efectiva; de que no bombardearíamos civiles, de que llegaríamos y la Guardia Nacional y los kadirovtsi [las fuerzas personales de Kadírov] pondrían orden… esa gente nos tendió una trampa a todos”, decía el exdiputado de la Duma Estatal Borís Nadezhdin. “¿Esa gente existe?”, le preguntó el presentador. “Por supuesto, el presidente no se sienta ahí y se dice ‘Voy a comenzar una operación especial’. Alguien le dijo que los ucranios se rendirían y se unirían a Rusia”, respondió el analista.

Life comes at you fast: pundits on Russian TV realize that their military is failing and their country is in trouble. They are starting to play the blame game. Some of them finally understand that their genocidal denial of the Ukrainian identity isn’t working in Russia’s favor. pic.twitter.com/jNNn5xifI5

— Julia Davis (@JuliaDavisNews) September 11, 2022

La franqueza del debate sorprendió en Rusia. El diputado y líder de Rusia Justa, Serguéi Mirónov, mantuvo el discurso de estos meses de que no puede haber negociaciones con “el régimen nazi de [el presidente ucranio, Volodímir] Zelenski”, pero fue inmediatamente criticado por gran parte de los invitados presentes, además de Nadezhdin. El experto político Víktor Olévich le echó en cara que “se dice que todo marcha acorde al plan, pero nadie hace seis meses pensaría que el plan sería retirarse ahora”. Otro conocido comentarista, Alexéi Timoféyev, aprovechó para recordar que los medios oficiales insistían en que si el ejército entraba en Odesa, “el riesgo sería recibir unos abrazos muy fuertes de la población”. “Estos errores han sido criminales, catastróficos, ¿por qué debemos seguir escuchando la opinión de estos expertos?”, criticó abiertamente.

Uno de los tertulianos más reprobados ahora es una de las caras más conocidas de la propaganda rusa. La directora de Russia Today, Margarita Simonián, quien dijo en un coloquio televisivo anterior a la guerra que Rusia “derrotaría a Ucrania en dos días”. Hoy se cumplen 201 días del inicio de la ofensiva y sus tropas se repliegan en varios frentes.

Cese de Putin por alta traición

La detención de varios políticos opositores por sus críticas a la guerra no ha silenciado las críticas a Putin. Con el acceso al Parlamento nacional vedado, la política rusa se desarrolla en buena parte en las Juntas de Distrito de las grandes ciudades. Un grupo de concejales de San Petersburgo, la segunda mayor ciudad del país, provocó hace días un nuevo temblor al pedir oficialmente a la Duma que Putin pueda ser cesado por alta traición. Este lunes poselectoral contaba ya con 45 concejales verificados que entre las 85 firmas recibidas de 18 distritos de esta ciudad, de Moscú y de Kolpino. Con el paso de las horas se iban adhiriendo más concejales a la iniciativa.

“Es un escrito inteligente y muy cuidado. Espero que no seamos juzgados por ningún motivo porque no hemos hecho nada ilegal, cumplimos las leyes federales para este procedimiento y presentamos argumentos para que comprueben, según la Constitución, si se le puede aplicar un procedimiento de destitución”, explica al teléfono uno de sus promotores, Nikita Yuférev.

A su misiva se sumaron después más concejales de Moscú. “Queremos dirigirnos al público de Putin para que piense. Si creían que la expansión de la OTAN era una amenaza para Rusia, ahora con su decisión del 24-F [el 24 de febrero, día del inicio de la ofensiva] resulta que la Alianza Atlántica ha crecido y con la adhesión de Finlandia su frontera se ha duplicado”, añade. “Consideramos que la iniciativa adoptada por Putin ha aumentado el riesgo para la Federación de Rusia y su población. Ahora Ucrania es un peligro porque como resultado del 24-F ha recibido armas valoradas en 38.000 millones de dólares”, afirma con un lenguaje controlado al milímetro.

“Nuestros argumentos son que Putin no tenía razón”, apunta Yuférev. “Y no se puede obviar la situación de nuestros soldados, la quiebra económica y los problemas de la generación joven. La economía rusa sufre seriamente”, agrega.

La idea la propuso otro compañero de su distrito de San Petersburgo, Dmitri Paliuga. Yuférev se había dirigido el 2 de marzo a la Administración presidencial para pedir el cese de la ofensiva, pero no recibió respuesta. “Más tarde, en agosto, me dirigí al presidente con una carta personal para pedirle que pusiera fin a la operación especial por motivos humanitarios” cuenta Yuférev. “Ya había datos de la ONU que confirmaban que había seis millones de refugiados ucranios y más de 5.000 muertos, incluidos más de 300 niños, comprobados por Naciones Unidas”, recuerda el político. “Me dijeron que leerían la carta”, fue lo último que supo hasta ahora.

Paliuga será juzgado este martes “por desacreditar al presidente de la Federación de Rusia”. “Parece ser que el plan está claro: adoptar una decisión conmigo y después, castigar al resto de concejales”, afirmó en su cuenta de Twitter, donde relató que lo había llamado la policía. “Me preguntaron si me arrepiento de haber tomado esta decisión sobre la traición [de Putin]. ¡Yo me alegro de haberla tomado! ¡Estoy orgulloso de cada concejal! He recibido un montón de mensajes de desconocidos. ¡Somos muchos!”, agregó.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Ataques militares

Occidente Denuncia Que La Anexión Rusa De Los Territorios Ucranios Supone La Escalada Más Seria Desde El Inicio De La Guerra

Published

on

occidente-denuncia-que-la-anexion-rusa-de-los-territorios-ucranios-supone-la-escalada-mas-seria-desde-el-inicio-de-la-guerra

Occidente se moviliza para rechazar el embate imperialista del Kremlin. Los últimos movimientos del presidente Vladímir Putin, que sacudió el mundo en febrero con su guerra en Ucrania y ahora con la anexión ilegal de cuatro provincias de su vecino, han elevado la alarma de la UE y la OTAN. Jens Stoltenberg, secretario general de la Alianza Atlántica, ha recalcado este viernes que la campaña de reclutamiento, unida a las amenazas nucleares y a la absorción de territorio ucranio, suponen la “escalada más seria en la guerra” desde que empezó el conflicto. “Este es el mayor intento de anexión de territorio europeo por la fuerza desde la II Guerra Mundial”, ha dicho en una conferencia de prensa en Bruselas. “Otro 15% del territorio de Ucrania [que se suma a la anexión de Crimea], un área aproximadamente del tamaño de Portugal, incautado ilegalmente por Rusia a punta de pistola”, ha remarcado Stoltenberg, que ha reclamado a todos los países que no reconozcan las anexiones ilegales.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, también ha condenado las anexiones ilegales. Su Administración ha impuesto este viernes nuevas sanciones a parlamentarios rusos, altos funcionarios, militares y empresas del sector de la defensa. “Reuniremos a la comunidad internacional tanto para denunciar estos movimientos como para responsabilizar a Rusia”, ha dicho Biden.

La Comisión Europea y el Consejo de Europa han cargado contra Rusia por volver a vulnerar la legislación internacional. “Somos inquebrantables en nuestro apoyo a la integridad territorial y la soberanía de Ucrania. Ucrania está ejerciendo su legítimo derecho a defenderse de la agresión rusa para recuperar el control total de su territorio y tiene derecho a liberar los territorios ocupados dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas”, dicen los Veintisiete en un comunicado en el que prometen más sanciones contra el régimen de Putin. “Las amenazas nucleares hechas por el Kremlin, la movilización militar y la estrategia de tratar de presentar falsamente el territorio de Ucrania como de Rusia y pretender que la guerra ahora puede estar teniendo lugar en el territorio de Rusia no debilitarán nuestra determinación”, añaden.

Putin ha amenazado con emplear cualquier material de defensa necesario para defender lo que considera Rusia. Ahora, con su rediseño por decreto de lo que para el Kremlin está dentro de las fronteras de este territorio, esa amenaza incluye también las cuatro regiones ucranias ocupadas y anexionadas, lo que ha aumentado los temores de un choque nuclear. Kiev, que ha enviado este viernes una solicitud a la OTAN para que procesen de forma urgente su adhesión —paralizada desde 2008—, ha recalcado que seguirá luchando para liberar su territorio de las fuerzas rusas, pese a las amenazas nucleares. “Ucrania tiene todo el derecho a retomar su territorio”, ha incidido el secretario general de la OTAN, que ha recordado que la entrada de nuevos miembros debe ser aprobada por unanimidad por todos los países de la alianza militar, de la que forma parte España.

Bruselas ha pedido a los Estados miembros que hagan “evaluaciones más estrictas” de las solicitudes de visados de los rusos y agudicen la vigilancia de las fronteras exteriores tras la “amenaza a la seguridad” del Kremlin. Esta amenaza se ha elevado en los últimos días con la movilización militar decretada por el Kremlin y la anexión de las provincias de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia.

La movilización decretada por Putin para alimentar su guerra en el país vecino ha derivado en la huida de miles de personas para evitar el reclutamiento. Sin vuelos directos a la UE, con los billetes a otros países a precios desorbitados y las fronteras terrestres con los países bálticos prácticamente cerradas a los turistas, la mayor parte de las salidas por tierra han sido a Georgia o Kazajistán. Sin embargo, la perspectiva de una oleada de salidas hacia los países de la UE ha causado división entre los Estados miembros. Mientras los del este apuestan por blindar sus fronteras e incluso ponen reticencias a otorgar visados humanitarios, otros, como Alemania, se muestran dispuestos a acoger a quienes deserten del régimen de Moscú.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Nuevas directrices europeas

Bruselas, que se mueve para tratar de unificar posturas, ha enviado nuevas directrices a los Veintisiete. “La amenaza a la seguridad en general es grave”, ha dicho este viernes la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson. Esto significa que los Estados miembros deberían hacer una vigilancia “más exhaustiva” de cada solicitud de visado de corta duración y de quién entra a la UE desde Rusia, ha apuntado Johansson.

Si hay alguna duda de que la persona tenga intención de permanecer más del periodo estándar de 90 días o pueda representar una amenaza para la seguridad, el visado y la entrada deben rechazarse, ha dicho la comisaria. Y salvo casos muy excepcionales —con visados especiales—, los permisos de entrada Schengen solo se podrán pedir en uno de los Estados miembros. “Tener un visado de turista o un visado de corta duración en la UE no es un derecho, es un privilegio. El derecho a solicitar asilo es un derecho fundamental”, ha recalcado Johansson, que ha apuntado que los rusos pueden seguir solicitando visados de larga duración y permisos de residencia e instó a los Estados miembros a priorizar las peticiones de disidentes, periodistas independientes y los de quienes lo piden por motivos familiares urgentes.

Unos 66.000 ciudadanos rusos entraron legalmente en la UE en la semana posterior al anuncio de movilización de Putin, según datos de Frontex, la agencia de fronteras de la UE; un 30% más que la semana anterior. La mayoría de las llegadas, ha dicho la comisaria, han sido de hombres en edad de ser objetivo de la movilización militar. En las fronteras se han presentado unas 20 o 30 solicitudes de asilo por día, durante la última semana, según Johansson.

Pero las salidas han suscitado los temores de que entre los que huyen se infiltren, siguiendo la tradición del Kremlin, espías o militares encubiertos. “Hemos escuchado a representantes rusos hablar de ir a los Estados miembros de la UE y usar el mismo lenguaje que usaron cuando envenenaron a los Skripal”, ha comentado la comisaria de Interior, en referencia al exespía ruso Serguéi Skripal y a su hija Yulia, envenenados en suelo británico por agentes rusos. “También hemos visto ciudadanos rusos que han venido con visas de turista con el objetivo de provocar a los refugiados ucranios y hacer propaganda a favor de Putin”, ha añadido.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Continue Reading

Ataques militares

Un Ataque Ruso Con Misiles Causa Una Matanza De Civiles En Zaporiyia

Published

on

un-ataque-ruso-con-misiles-causa-una-matanza-de-civiles-en-zaporiyia

Horas antes de que el presidente ruso, Vladímir Putin, firmara los tratados de anexión de las provincias ucranias ocupadas de Zaporiyia, Jersón, Donetsk y Lugansk, las tropas rusas han lanzado el mayor ataque registrado contra objetivos civiles desde abril. Al menos 30 personas han muerto y otras 88 han resultado heridas en un ataque con misiles contra un convoy de civiles en la región de Zaporiyia, al sur de Ucrania, según han informado la Fiscalía General del país y la policía nacional. Se trata del episodio con más víctimas civiles desde la matanza en la estación de trenes de Kramatorsk, el 8 de abril, que dejó más de 50 muertos en esa ciudad de Donetsk. El ataque de este viernes ha ocurrido a las 7.15, hora local (6.15 en la España peninsular), en un antiguo mercado de venta de vehículos, a decenas de kilómetros de la línea del frente, sin ningún tipo de presencia militar. “El enemigo ha lanzado un ataque con cohetes contra un convoy humanitario que salía de un centro regional”, ha explicado Oleksandr Staruj, el gobernador ucranio de la provincia, a través de Telegram.

Las alarmas antiaéreas no habían parado de sonar durante toda la noche, al tiempo que se escuchaban numerosas explosiones. Las defensas antiaéreas locales intentaron repeler durante horas el impacto de misiles rusos, hasta que tres de ellos alcanzaron las decenas de vehículos que esperaban un momento seguro para retomar el viaje. Un gran cráter de varios metros de profundidad, a una quincena de metros de los coches, marcaba horas más tarde el sitio de la principal explosión, el misil que aparentemente mató a la mayoría de las víctimas. “Los ocupantes lanzaron 16 misiles en una mañana tan solo contra Zaporiyia y el distrito circundante. Solo unos completos terroristas que no tienen lugar en el mundo civilizado pueden hacer algo así”, ha escrito el presidente ucranio, Volodímir Zelenski, en su cuenta de Telegram.

A mitad de la mañana, los cadáveres, cubiertos con mantas y plásticos, no habían sido aún retirados de la explanada. Al menos una decena de fallecidos yacían todavía en el suelo ―sobre la manta que cubría a uno de ellos, rodeado de un gran charco de sangre, se leía escrito en negro el número 17―. Otros muchos cuerpos continuaban dentro de los vehículos, algunos acompañados de sus mascotas, también muertas. En el interior de los automóviles se podía observar a personas de distintas edades acomodadas, junto a los bultos que transportaban, tanto en los asientos de delante como en los de atrás.

“Estábamos aquí y de pronto pasó algo incomprensible, todo salió volando. Salimos del coche y corrimos. No me acuerdo de nada, estoy en shock”, relata Natalia, una superviviente del ataque. “Hay muchos muertos. El coche no es nada. Lo más importante es que hemos salvado nuestra vida”, añade.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Al menos una treintena de automóviles resultaron dañados por la explosión, con los cristales destrozados y las puertas arrancadas. La policía criminalística, militares y miembros de la Fiscalía contra crímenes de guerra se han desplazado hasta el lugar para llevar a cabo la investigación. Sin embargo, cada poco tiempo la zona bombardeada debía ser desalojada: se seguían sucediendo durante la mañana las alarmas antiaéreas que avisaban de otro posible ataque, lo que obligaba a todo el mundo a despejar la zona, incluidos los escasos familiares que iban llegando a reconocer los cuerpos.

La explanada atacada es una zona conocida. En ella desemboca la carretera principal desde el sur, que discurre junto al río Dniéper, por la que habitualmente llega el flujo de refugiados ucranios. Muy cerca, se halla el centro comercial cuyo aparcamiento acoge un centro de recepción con ONG, ayuda humanitaria y autoridades ucranias.

Zaporiyia es una de las cuatro provincias —además de Lugansk, Donetsk y Jersón— que esta semana han celebrado referendos ilegales para su anexión a Rusia. Muchos civiles han huido de estas regiones para no quedar en territorio ruso ahora que el presidente Vladímir Putin ha firmado los tratados de anexión.

Rusia niega el ataque

El administrador ruso de la región ocupada de Zaporiyia, Vladímir Rogov, ha negado que Rusia sea autora de la matanza y ha responsabilizado del ataque a las fuerzas ucranias. “Han disparado contra un grupo de coches que esperaban a trasladarse a territorio liberado a la salida de Zaporiyia”, ha escrito en su cuenta en Telegram, en referencia al territorio ocupado por Rusia.

“Es la clásica provocación anglosajona contra la población civil desleal”, ha añadido Rogov, que asegura que la agresión “se ha hecho según la fórmula clásica de ‘han disparado contra sí mismos”, para acusar a Rusia después. Según ha afirmado, las personas atacadas “bloquearon la carretera hace dos días pidiendo que las dejaran ir a territorios liberados [por Rusia]”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Continue Reading

Ataques militares

Putin Presidirá El Viernes El Acto De Anexión De Los Territorios Ucranios Donde Celebró Referendos Ilegales

Published

on

putin-presidira-el-viernes-el-acto-de-anexion-de-los-territorios-ucranios-donde-celebro-referendos-ilegales

El Kremlin ya tiene hora y lugar para rubricar la anexión de los territorios que el presidente Vladímir Putin dijo no querer conquistar el 24 de febrero, cuando lanzó su ofensiva sobre Ucrania. Su portavoz, Dmitri Peskov, ha anunciado que la ceremonia para la firma de los tratados de unión tendrá lugar en el Gran Palacio del Kremlin a las 14.00, hora peninsular española. “El presidente Putin hará una intervención de peso”, agregó su portavoz. La incorporación formal de las cuatro regiones ucranias se prevé para el martes 4 de octubre. Esta anexión viola la legalidad internacional y será reconocida solo por Rusia y una lista ínfima de países que no incluye ni siquiera a socios tradicionales de Moscú como Serbia o China.

Como paso previo a la anexión formal de estos territorios, Putin ha firmado pasada la medianoche del jueves un decreto por el que reconoce la independencia de las provincias de Jersón y Zaporiyia, igual que hiciera en febrero con Donetsk y Lugansk. En el texto alude “al derecho a la libre determinación de los pueblos consagrado en la Carta de las Naciones Unidas”. Horas antes, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, había denunciado que “los llamados referendos de Ucrania se hicieron bajo ocupación rusa” y “no se les puede considerar la expresión genuina de la voluntad popular”.

En el acto del viernes estarán presentes las autoridades impuestas por Moscú en los territorios de las cuatro provincias ocupadas, quienes hablarán en privado con Putin, según Peskov. Además de estos actos, el Kremlin ha organizado en paralelo un mitin en el centro de Moscú para respaldar con una multitud su anexión. “Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia, ¡Rusia!”, puede leerse en el cartel del escenario que está siendo montado en la Plaza Roja.

En respuesta al anuncio de Kremlin, el presidente ucranio, Volodímir Zelenski, ha convocado para el viernes una reunión de urgencia del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional de Ucrania, según ha confirmado Serhiy Nikiforov, portavoz de la presidencia ucrania. Las votaciones “no tienen ningún valor y no cambian la realidad. La integridad territorial de Ucrania será restaurada”, ha afirmado el presidente ucranio en un comunicado en el que ha advertido que Ucrania responderá con dureza al reconocimiento de Rusia de los resultados de los pseudorreferendos.

Mientras, Putin mantuvo una reunión este jueves con los jefes de los servicios de seguridad de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), formada por nueve antiguas repúblicas soviéticas. “Sabemos que Occidente elabora planes para incitar nuevos conflictos en el espacio de la CEI. Ya tenemos suficientes, basta con mirar lo que sucede entre Rusia y Ucrania, y en las fronteras de otros países de la comunidad”, afirmó Putin, quien remarcó una vez más su preocupación por el área de influencia rusa: “Todo esto es el resultado del colapso de la URSS”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Las administraciones militares de los territorios ucranios ocupados han llevado a cabo referendos durante cinco días, en un contexto bélico y tras la huida de miles de ciudadanos de sus hogares. Las autoridades separatistas han informado de un apoyo de entre el 87% y el 99% a la anexión a Rusia, datos que ningún organismo o fuente independiente ha podido corroborar debido a la ausencia de garantías democráticas en la celebración.

Los miembros de una comisión electoral contaban el martes las papeletas del referéndum de anexión a Rusia de ciudadanos de Donetsk desplazados en Sebastopol.
Los miembros de una comisión electoral contaban el martes las papeletas del referéndum de anexión a Rusia de ciudadanos de Donetsk desplazados en Sebastopol. ALEXEY PAVLISHAK (REUTERS)

El portavoz de Putin insistió en diferenciar el discurso que el presidente dará el viernes en el Kremlin con el que tiene previsto dar en el Parlamento. “Es importante no confundirlos; será un formato diferente. El discurso presidencial ante la Asamblea Federal se llevará a cabo más adelante”, subrayó Peskov. Este acto tendrá lugar la próxima semana. El presidente de la Duma Estatal, Viacheslav Volodin, afirmó que la Cámara baja celebrará una sesión extraordinaria el lunes 3 de octubre, mientras que el Senado abordará la anexión el martes.

“El Consejo de la Federación (la Cámara alta) solo puede considerar la incorporación de nuevas regiones a Rusia después de la firma de los acuerdos pertinentes, lo que se hará en la próxima sesión del 4 de octubre”, escribió en Telegram el jefe del Comité del Senado sobre legislación constitucional y construcción del Estado, Andréi Klishas.

Ninguna de las cuatro provincias ucranias que el Kremlin quiere anexionarse están controladas totalmente por Rusia. Lugansk, que Moscú consideró tomada en verano, es ahora escenario de uno de los frentes del contraataque ucranio, y gran parte de las demás está bajo el control de Kiev. Sin embargo, el Kremlin asegura que su objetivo es conquistar la totalidad de Donetsk y Lugansk “como mínimo”.

Movilización parcial

Lejos de sus metas y presionado por el contraataque de Kiev, el presidente Putin ha decretado para ello una movilización parcial que ha causado conmoción en su población. Miles de civiles de todas las edades y sin experiencia militar han sido llamados a filas, pese a que el presidente y su Ministerio de Defensa prometieron que solo llamarían a reservistas profesionales con un límite de 35 años de edad para los soldados y de 45 para los oficiales.

“Ha habido errores, pero lo importante es que están siendo corregidos rápidamente”, respondió este jueves Peskov sobre la polémica que ha provocado el llamamiento en parte de un país cuyos ciudadanos hasta ahora habían aprobado la guerra porque no los afectaba directamente. El portavoz del Kremlin remitió a los rusos al Ministerio de Defensa para informarse de los criterios para ser o no movilizados, pues en su opinión “estos departamentos funcionan perfectamente y están siendo actualizados constantemente”.

Peskov confirmó asimismo las restricciones parciales para salir del país. La organización de abogados Ágora ha difundido varias notificaciones oficiales a personas que querían abandonar Rusia en las que el comisariado militar lo impedía por entrar dentro del grupo de varones movilizables.

Entre ellos podrían figurar los extranjeros con doble nacionalidad. La web de Defensa aclaró este jueves que si un ciudadano ruso “sirvió antes en las Fuerzas Armadas de otro país, es reservista en Rusia y tiene una especialidad laboral [aplicable al ámbito] militar, puede ser movilizado”. Un día antes, las embajadas de Estados Unidos y varios países europeos habían urgido a estos ciudadanos a abandonar el país ante el riesgo de ser reclutados.

Una mujer se despide de su marido, en una oficina de reclutamiento de Moscú, este jueves.
Una mujer se despide de su marido, en una oficina de reclutamiento de Moscú, este jueves. YURI KOCHETKOV (EFE)

Por otra parte, el Ministerio de Defensa ruso ha exigido a las empresas tecnológicas y de telecomunicaciones que paguen a sus trabajadores movilizados “un monto de al menos el 80% de sus salarios o varios sueldos a la vez”, así como seguros a sus familiares. Esta remuneración se uniría a los pagos del propio ejército, que prometió ofrecer las mismas condiciones de sus soldados profesionales a los movilizados. Parte de los ingenieros informáticos han sido eximidos de ir al frente, pero sus conocimientos son una de las principales demandas de las Fuerzas Armadas

El portavoz de Putin también instó a realizar una investigación internacional de las explosiones registradas en el gasoducto Nord Stream. “Esta es una situación extremadamente peligrosa que requiere una investigación urgente”, afirmó en su rueda de prensa diaria, donde tildó el suceso como un “acto terrorista de Estado”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Spanish Property & News