Connect with us

Economía

Imagen del día: el IPC cierra 2021 en el 6,5%, máximos de 29 años

Published

on

imagen-del-dia:-el-ipc-cierra-2021-en-el-6,5%,-maximos-de-29-anos

El Índice de Precios al Consumo (IPC) terminó 2021 con una tasa anual del 6,5%, dos décimas por debajo del dato que había adelantado el INE, tras subir un 1,2% respecto a noviembre debido el encarecimiento de la luz, los alimentos, los hoteles y los restaurantes.

Se trata del nivel más elevado desde mayo de 1992, es decir, en prácticamente tres décadas, y encadena su duodécima tasa positiva consecutiva.

No obstante, sigue lejos de los máximos históricos. La serie del INE arrancó en 1962 y a finales de los años 70 el IPC llegó a registrar una tasa anual superior al 28%. Además, la inflación media de 2021 se ha situado en el entorno del 3%.

Según Estadística, en el comportamiento interanual del IPC destaca la subida de los precios de la electricidad, mayor en diciembre de este año que en igual mes de 2020, y de los alimentos, especialmente de las legumbres y hortalizas, del pan y los cereales y de la carne.

Además, los servicios de alojamiento se encarecieron en diciembre en comparación con igual mes de 2020 y la restauración subió los precios por encima de lo que lo hizo un año antes. Por contra, los precios de los carburantes y lubricantes para vehículos personales bajaron en diciembre de este año.

La inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumentó en diciembre cuatro décimas, hasta el 2,1%, con lo que se sitúa casi 4,5 puntos por debajo de la tasa del IPC general. Es la tasa más elevada de la subyacente desde marzo de 2013.

Compañías eléctricas

La Hidráulica Marca El Precio De La Luz En Casi El 60% De Las Horas Desde El Inicio De La Crisis Energética

Published

on

Los ciclos combinados no son los únicos responsables de la brutal escalada de la luz en los últimos meses. El encarecimiento del gas natural y de los derechos de emisión de dióxido de carbono (CO₂) han llevado también a las centrales hidroeléctricas a ofertar energía a niveles inéditos y a fijar el precio de la luz en el mercado mayorista en una amplísima mayoría de las horas transcurridas desde el pasado 1 de agosto. Desde esa fecha, la electricidad ha cotizado por encima de los 100 euros por megavatio hora (MWh) de manera recurrente: solo ha bajado de esa cota una decena de días.Del análisis agregado de los datos del Operador del Mercado Ibérico de la Electricidad (OMIE) desde el verano se desprende que la hidráulica —una tecnología barata, con centrales en operación desde hace décadas— ha marcado el precio final de la luz en casi seis de cada diez franjas horarias de ese periodo, frente a las dos de cada diez de la eólica y de los ciclos combinados (que queman gas natural). Los saltos de agua fijan su precio en función del coste de oportunidad: antes de ofertar, observan a qué precio están ofertando las centrales de gas y actúan en consecuencia, ofreciendo un precio ligerísimamente por debajo. En un sistema marginalista de fijación de precios como el español, la tecnología que aporta el último MWh al mercado —el más caro— es el que marca la retribución de toda la electricidad ofertada en cada tramo horario.“Es uno de los grandes escándalos en el sector desde hace años. Son dos las empresas que controlan la hidráulica, y en algunas partes del año solo una. Los embalses que tienen capacidad de gestión son muy pocos y ofertan a coste de oportunidad, como si fuera un bien en competencia. No hay ninguna regulación sobre esto, y es un escándalo monumental”, critica Jorge Morales de Labra, experto en temas energéticos y director de la comercializadora Próxima Energía. “Son centrales amortizadas, que en algunos casos tienen más de 100 años. La única solución es que la CNMC [Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, el regulador] tome medidas para evitar que se ejerza esa posición de dominio”.Según un estudio publicado en 2015 por la consultora Ecofys y la Comisión Europea, el coste medio por MWh de la energía hidráulica en España rondaba entonces los 50 euros. Ahora, fuentes de Endesa elevan esa cifra hasta los 60,2 euros, de los que 21,7 son impuestos, 18,8 son costes fijos e inversiones recurrentes, 15 costes del capital (”mayoritariamente amortizaciones”) y poco más de cuatro, costes variables. Con esos valores en la mano, a los actuales precios de mercado (en diciembre y enero rondan los 200 euros) el margen sería de hasta cuatro veces. Iberdrola y, en menor medida, Endesa son las mayores operadoras hidroeléctricas, de acuerdo con los registros del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.Esa amplísima diferencia entre el coste de producción y la retribución que fija el mercado mayorista abrió el pasado verano la caja de los truenos en el Gobierno de coalición. Mientras que Unidas Podemos apostaba —y apuesta— por limitar por decreto el precio que pueden recibir las centrales hidroeléctricas y nucleares —ambas con costes y capacidad de generación muy estables, nada que ver con la volatilidad de las centrales de ciclo combinado o con la intermitencia de las renovables—, la parte socialista, liderada por la vicepresidenta Teresa Ribera, reconocía la “obviedad”: que “algunas eléctricas” están obteniendo “ganancias excesivas”, pero se ha negado a cualquier medida que vaya “contra el derecho comunitario”.Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.SuscríbeteAlternativas“No es ninguna novedad: el sistema lo permite y las eléctricas lo utilizan. Lo que pasa es que ahora marcar precio es con tres dígitos y antes era solo con dos, y eso hace que aumenten sus ganancias”, apunta José Luis Sancha, profesor de la Universidad de Comillas y autor del libro Presume de entender (a fondo) las facturas de la luz y el gas. “Con precios por encima de 200 euros por MWh, las rentas que están consiguiendo son muy elevadas; en el pasado, han ganado mucho menos o incluso han perdido, pero ahora mismo evidentemente están consiguiendo unos beneficios muy altos”, constata Pedro Linares, director de la Cátedra BP de Energía y Sostenibilidad. “El tema es que estas concesiones están, básicamente, en manos de dos o tres empresas y marcan el precio para otras tecnologías que tienen también en cartera. Si los precios del gas no bajan, los de la hidráulica tampoco van a bajar y esto va a tener continuidad”, profundiza Juan Antonio Martínez, del Grupo ASE, uno de los mayores agregadores energéticos de España.¿Cómo hacer, entonces, para corregir esta tendencia? “Hay varias maneras: ahora mismo, la única posible, aunque sujeta a la aprobación de Europa, sería hacer contratos por diferencias en los que se acuerde con el regulador una remuneración media, como en las subastas de renovables. Cuando vayan terminando las concesiones, se podría o bien subastarlas, de forma que el Estado se quede con una parte de la renta, o bien mantenerlas como propiedad del Estado, y contratar su operación con algún agente privado, tanto empresas generadoras o REE [Red Eléctrica de España, de titularidad público-privada]“, afirma Linares.“Que haya más competencia, también en el hueco hidrotérmico, y más transparencia en la fijación de precios. Que haya menos empresas verticalmente integradas y más comercializadoras independientes. Y que la generación que es tan competitiva en España llegue al consumidor final y no se quede atrapada en intereses monopolistas: las renovables han reducido mucho las barreras de entrada, pero hace falta más”, enumera Martínez, de ASE. “El problema no es el sistema marginalista de fijación de precios, sino la transparencia, y que se pueda romper la relación que existe entre generación y comercialización”, cierra. “Lo ideal sería que un generador no tuviese comercialización y que tuviese que vender toda su energía en contratos de futuros o en el mercado diario: rebajaría los precios”.Mayoritariamente vendida a precio fijoUn portavoz de Iberdrola consultado por este diario apostilla que “si la generación hidroeléctrica se pusiese más barata que el gas, se despacharía antes y en pocos días se vaciarían los embalses, poniendo en riesgo el suministro en los momentos que falte generación renovable”. Y niega que estas instalaciones estén amortizadas, a pesar de contar con varias décadas a sus espaldas: son dice, 4.000 millones de euros los que aún están pendientes de amortizar en su caso. “Es engañoso comparar los costes de las instalaciones con los precios del mercado diario”, argumenta, por su parte, Juan José Alba, director de Regulación de Endesa, que cifra en 820 millones las amortizaciones pendientes.Ambas eléctricas apostillan, además, que la mayoría de la energía generada por los saltos de agua “no cobra el precio de mercado [mayorista], dado que está vendida a clientes finales” a un precio fijo. “Solamente se venden a mercado los excedentes de lo vendido a clientes, que son prácticamente nulos”, apuntan desde Iberdrola. Esos contratos fijos son los que, de momento, han salvado a las grandes eléctricas de abonar la penalización que fijó el Gobierno para atajar los llamados beneficios caídos del cielo: la sobrerretribución de tecnologías libres de emisiones, como la nuclear o la propia hidráulica, por un alza de los derechos de dióxido de carbono que en nada afecta a su matriz de costes.Por encima de 200 euros por MWh hasta la primaveraNada parece indicar que la explosión de la factura de la luz desde el pasado verano vaya a atenuarse pronto. El mercado de futuros apunta a precios por encima de los 200 euros por megavatio hora (MWh) en el mercado mayorista hasta finales de marzo y por encima de los 100 euros por MWh en verano. Ambas cifras están muy por encima de la media histórica del mercado español y responden en gran medida a los altos precios del gas natural en los mercados internacionales: aunque la hidroeléctrica siga siendo la tecnología que marque el precio marginal la mayor parte de las horas, lo hará al precio al que le permitan los ciclos combinados Un informe publicado a principios de mes por los analistas de Bank of America cuantifica en 9.000 millones el impacto de los mayores precios de la luz y el gas para los hogares españoles, bastante menos que en el resto de grandes países de la UE. Son unos 475 euros por hogar, que las medidas aplicadas por el Gobierno (reducción del IVA del 21% al 10%, suspensión del impuesto de generación, impuesto especial en el mínimo permitido por Bruselas) han amortiguado otros 170 por unidad familiar. Contenido exclusivo para suscriptoresLee sin límites

Continue Reading

Ahogamientos

Dos Años De Prisión Para El Propietario De Marina D’Or Por Imprudencia En El Ahogamiento De Una Menor

Published

on

Imagen de archivo de la entrada al complejo hotelero Marina d’Or, en Oropesa de Mar (Castellón).Angel SanchezLa titular del Juzgado de lo Penal 3 de Castellón, Gema Sánchez, ha condenado al presidente y propietario de Marina d’Or, el empresario Jesús Ger, a dos años de prisión como autor de un delito de homicidio por imprudencia en la muerte por ahogamiento, en 2015, de la joven de 16 años L. R. F. en una piscina del complejo hotelero, en Oropesa del Mar. La sentencia, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, considera que Ger era, “en última instancia”, el responsable de que las medidas de seguridad del hotel se cumplieran, algo que, según el fallo, no ocurrió en este suceso y provocó la muerte de la menor.Junto a él también han sido condenados a penas que oscilan entre los dos años y los 18 meses de prisión otras cinco personas, todas ellas empleados Marina d’Or, como autores del mismo delito. La sentencia les impone, además, el pago de una indemnización de 180.000 euros a los padres y hermanos de la joven fallecida, de la que serán responsables civiles subsidiarios la compañía que gestiona el establecimiento, Hoteles Marina d’Or SL, y la aseguradora. La sentencia aún no es firme y admite recurso ante la Audiencia Provincial de Castellón. La defensa del empresario ha declinado confirmar a este diario si ejercerá esta posibilidad.El suceso por el que ahora ha sido condenado Ger se produjo poco antes de las ocho y media de la tarde del 4 de abril de 2015, cuando la menor caminaba junto a sus hermanos “por el interior del vaso principal de la piscina del Balneario de Agua Marina” del complejo en una zona que, según recalca el fallo, era “de libre acceso para cualquier usuario”. En ese momento, la menor quedó sumergida al quedar su brazo derecho atrapado “en el interior de un orificio de succión de agua existente en la pared de la piscina”. El fallo recalca que, en aquel momento, aquella apertura “se encontraba desprotegida, sin contar con una rejilla protectora ni con una cruceta en su interior o medida de seguridad que impidiera que cualquier usuario introdujera alguna parte de su cuerpo en el interior de dicho tubo”.Intentos de socorroTras percatarse de lo ocurrido, los dos hermanos de la joven intentaron socorrerla y, al no lograrlo, pidieron ayuda a dos socorristas de la piscina, detalla la sentencia. Pese a los esfuerzos de los cuatro, la joven siguió atrapada bajo el agua hasta que una quinta persona paró la bomba de succión conectada al orificio. Solo entonces puedo ser extraído el brazo y la joven sacada a la superficie. Para entonces, la menor había pasado “demasiado tiempo debajo del agua” y los intentos para reanimarla “fueron infructuosos”, detalla la jueza.En su sentencia, la magistrada concluye que durante el juicio, celebrado en septiembre y octubre pasado, se constató la existencia de “abundante material probatorio” tanto de la falta de un plan de seguridad para la piscina que contemplara el riesgo de ahogamiento de los usuarios, como de un plan de mantenimiento que incluyera la revisión del estado de las rejillas y su sujeción. El fallo recalca que solo cuando se produjo la muerte de la víctima se ordenó a los socorristas revisar que estas estuvieran bien ancladas, según recogían varios correos electrónicos intercambiados entre trabajadores del complejo hotelero y que se incorporaron a la causa.Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.SuscríbeteLa Fiscalía no acusó a Ger durante la vista, pero sí la acusación particular ejercida por la familia de la víctima y representada por el abogado Pablo Ureña. En el fallo, la jueza respalda la postura de esta última al considerar probado que tanto el empresario como el responsable de recursos humanos de la compañía, Javier García Morales, también condenado, no llevaron “un adecuado control de las acciones encomendadas a sus empleados” y los condena. En el caso de Ger, el fallo recalca que, en su condición del director de Hoteles Marina D’Or, era “el responsable de que las medidas de seguridad se vean del todo cumplidas, el encargado de dar las directrices adecuadas a sus empleados y el encargado de velar por la seguridad de todos los usuarios en sus instalaciones”.La acusación pedía para el propietario de Marina d’Or tres años de cárcel. Sin embargo, el fallo deja la pena en dos al considerar que se produjo una “dilación indebida” en el funcionamiento de la justicia al juzgarse la causa más de seis años después de producirse el suceso. Además de a Ger y al jefe de Recursos Humanos, la resolución también condena a dos años de cárcel al jefe del departamento de ingenieros de la compañía y al responsable de fontanería del establecimiento. Asimismo, impone 18 meses de prisión a los dos operarios responsables del mantenimiento de la piscina.Contenido exclusivo para suscriptoresLee sin límites

Continue Reading

America

El FMI Insta A Bukele A Eliminar El Bitcoin Como Moneda De Curso Legal En El Salvador

Published

on

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha enviado un mensaje contundente este martes al presidente de El Salvador, Nayib Bukele. El organismo ha instado al popular mandatario que elimine el bitcoin como moneda de uso legal en el país centroamericano, lo que aumenta la tensión en las relaciones entre el Fondo y el Ejecutivo de Bukele. Para el presidente la implementación de bitcoin como moneda de pago es uno de sus principales proyectos, que promociona con intensidad tanto desde su cuenta de Twitter —plataforma favorita para comunicar sus decisiones— como en las giras que ha emprendido para vender a su país como una tierra de oportunidades para los empresarios. Bukele no ha reaccionado inmediatamente a la exigencia del FMI.El Fondo ya había alertado a inicios de enero de los riesgos que implica para El Salvador asumir la criptomoneda y había pedido a Bukele una reunión para discutir su implementación como moneda de curso legal. “La adopción del bitcoin como moneda genera una serie de cuestiones macroeconómicas, financieras y legales que requieren un análisis muy cuidadoso”, dijo Gerry Rice, portavoz del Fondo. El popular presidente ya había anunciado en noviembre sus grandes planes para convertir a su país en un laboratorio mundial de la criptomoneda. Bukele se ha mostrado entusiasta con el proyecto y ha prometido a sus ciudadanos que llevará desarrollo económico para su país. Desde su Gobierno se ha afirmado que esta iniciativa pretende convertir a El Salvador en la Singapur de América Latina.El salvadoreño viajó la semana pasada a Turquía en su búsqueda de atraer apoyos en momentos cuando su relación con Estados Unidos —el principal socio de su país— pasa por horas bajas. Bukele se reunió con Recep Tayyip Erdogan, con quien firmó seis acuerdos de cooperación bilateral en los sectores de economía, comercio, defensa, diplomacia y educación. Pero el tema que más expectativa levantó durante la visita fue el uso de las criptomonedas, en un país donde sus habitantes están en plena fiebre inversora para proteger sus ahorros, cuando la lira turca ha sufrido una fuerte pérdida en su valor.La exigencia del FMI se da en momentos cuando el valor de las criptomonedas va en caída libre. La semana pasada el bitcoin perdió más del 10% de su valor, mientras las bajas continúan. La criptomoneda bajó a 35.000 dólares, lo que representa el valor más bajo desde julio. Bukele ha reaccionado con mofa a quienes critican la caída en el valor de la moneda virtual y su decisión de adoptarla. “La mayoría de la gente entra [a comprar] cuando el precio sube, pero el momento más seguro y rentable para comprar es cuando el precio baja. No es ciencia espacial. Así que invierta una parte de su sueldo de McDonald’s en Bitcoin”, escribió Bukele el 24 de enero. El presidente cerró su mensaje con un “Drama queens” [reinas del drama] para sus críticos.Rice, del FMI, ya había advertido a inicios de enero que “los activos cripto pueden traer riesgos significativos”, por lo que sugirió que debería haber “medidas efectivas de regulación”. Para Bukele, sin embargo, se trata de una “oportunidad de oro” para su país. A inicios del pasado junio la Asamblea Legislativa salvadoreña adoptó una ley que hace del bitcoin una moneda de uso legal. Un hecho que el presidente Bukele celebró con entusiasmo. “En cada restaurante, hotel, banco, transacción personal, si quieres vender un auto, todo podrá pagarse con bitcoins o dólares. El bitcoin será tratado como moneda nacional, todos tendrán que aceptarlo”, auguró. Entonces, sus planes comenzaron a crecer y Bukele lanzó su idea de convertir al país centroamericano en un gran centro de minado de la moneda virtual. Para ello prometió ofrecer “energía muy barata, 100% limpia, 100% renovable, con cero emisiones, de nuestros volcanes”. El 10 de junio, Bukele hizo público en Twitter un proyecto geotérmico que servirá como sede del minado.Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.Suscríbete

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Spanish Property & News