Connect with us

Africa

Las Autoridades Mauritanas Interceptan Una Embarcación Con 140 Migrantes Subsaharianos En Dirección A Canarias

Published

on

las-autoridades-mauritanas-interceptan-una-embarcacion-con-140-migrantes-subsaharianos-en-direccion-a-canarias

Un grupo de alrededor de 140 inmigrantes subsaharianos fue interceptado por la guardia costera mauritana cuando se dirigía en una barca a las Islas Canarias, en España, según ha informado a Efe una fuente de seguridad. Este portavoz añadió que uno de los integrantes del grupo murió en alta mar y precisó que la embarcación fue descubierta este jueves por un avión de la guardia costera cuando afrontaba problemas técnicos, entre ellos la escasez de combustible. Los inmigrantes, entre los que se encuentran tres mujeres y un menor de edad, fueron trasladados en un barco de la guardia costera a la ciudad de Nuadibú, a 470 kilómetros al norte de Nuakchot, para recibir atención médica.

El avance migratorio desde las costas africanas está lejos de detenerse. En los siete primeros meses del año han llegado a las islas 9.589 personas por vía marítima, lo que supone un repunte del 27,3% respecto al mismo periodo de 2021, según los datos recogidos por el Ministerio de Interior. El número de llegadas detectadas hasta julio de este año es un 47% más alta que la registrada en el mismo periodo de 2020, año que se convirtió en el segundo de con más entradas desde 2006.

El archipiélago, de esta manera, supone el 57% del total de llegadas de inmigrantes a toda España (tanto por vía marítima como terrestre) en lo que va de año. A nivel nacional, el total de inmigrantes llegados a España de forma irregular hasta el pasado 31 de julio ascendió a 16.718, un 3,3% más que en el mismo período de 2021, aunque se mantiene la tendencia de descenso continuado en la llegada a las costas.

La ruta canaria, además, pasa por ser una de las más mortíferas por vía marítima. El programa Missing Migrants, de la Organización Internacional para las Migraciones, ha detectado al menos 322 muertes en lo que va de año, el 67% del total de decesos contabilizados por esta agencia dependiente de las Naciones Unidas. El último caso conocido se produjo el pasado 25 de julio. Entonces, una niña de cuatro años y una mujer fueron encontradas muertas en el Atlántico a bordo de la lancha neumática con la que trataban de llegar a Lanzarote junto a otras 49 personas, según informan fuentes de la Cruz Roja y el 112 de Canarias.

Una media de cinco migrantes ha muerto cada día tratando de llegar a España durante el primer semestre de 2022, lo que supone un total de 978 víctimas, según el informe Derechos a la vida que presentó el pasado 20 de julio el colectivo Caminando Fronteras. De esas muertes, 800 se han producido en la Ruta Canaria, la más mortífera, según sus datos. Según esta organización, 4.016 personas perecieron en 2021 de camino a las islas en un total de 124 naufragios de los que tuvo constancia. Una reciente investigación del Comité Internacional de Cruz Roja revela las dificultades para identificar los cadáveres de los que intentan llegar a Europa y constata que el rastro de la inmensa mayoría se pierde: España recupera solo un 9% de los cuerpos de los migrantes que mueren en el mar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Africa

Salvini Endurece En Lampedusa Su Discurso Antinmigración Para Ganar Impulso Electoral

Published

on

salvini-endurece-en-lampedusa-su-discurso-antinmigracion-para-ganar-impulso-electoral
Matteo Salvini visitaba este jueves el centro de acogida de migrantes de Lampedusa.
Matteo Salvini visitaba este jueves el centro de acogida de migrantes de Lampedusa.David Lohmueller (AP)

La isla de Lampedusa —emblema del drama migratorio, insignia universal de la acogida y, al mismo tiempo, reflejo del clima de rechazo a la inmigración que recorre Italia— vuelve al centro de la campaña electoral. Matteo Salvini, líder de La Liga y exministro del Interior, ha arrancado su gira electoral con una visita de dos días a este enclave apodado “la puerta de Europa”, que se encuentra más cerca de África que de Italia y que en los últimos 25 años ha visto llegar decenas de miles de inmigrantes. Su intención ante las elecciones del próximo 25 de septiembre es colocar nuevamente la inmigración en el centro del debate y enseñar los dientes con un discurso duro renovado, cargado de medidas severas como el cierre de puertos para los barcos de rescate de las ONG.

Salvini, recibido entre aplausos y silbidos, ha prometido este jueves controlar las fronteras si vuelve al Gobierno tras el 25 de septiembre. “Si los italianos lo quieren, volveremos a ofrecer sacrosanta acogida solo a quienes realmente escapan de la guerra, que son una minoría de los inmigrantes que llegan, solo cerca del 15%”, ha clamado. El exministro del Interior visitó el centro de acogida de la isla, con capacidad para unas 380 personas, pero que en las últimas semanas ha alojado, al borde del colapso, a unas 1.500. El incremento en el número de llegadas desde el norte de África se explica, entre otros motivos, por el buen tiempo. “En la isla solo hay un helicóptero medicalizado. Si uno de estos migrantes lo necesita, no estará disponible para cualquier otro habitante de Lampedusa”, polemizó Salvini, al que acompañaba el vicealcalde de la isla, Attilio Lucia, también de La Liga.

El político, que no atraviesa sus mejores cotas de popularidad, alabó las leyes migratorias que impulsó como ministro en 2018. Estas normas, conocidas como Decreto Seguridad, preveían multas millonarias para las ONG que rescatan inmigrantes en el mar y cancelaban varias formas de protección humanitaria. Tras las críticas de numerosas organizaciones, el texto fue abolido en 2020, después de que Salvini abandonara el Gobierno.

En lo que va de año han llegado a las costas italianas algo más de 42.000 inmigrantes, según los datos del Ministerio del Interior. Se trata de un aumento sustancial respecto a los más de 30.000 que desembarcaron en el país en el mismo periodo de 2021. “Estas cifras demuestran que algo no funciona”, alegó Salvini.

El líder de La Liga sigue buscando rédito electoral en las habitualmente revueltas aguas migratorias. Hace cuatro años ya conquistó el voto de muchos italianos y multiplicó los tradicionales resultados de su partido. Entonces alcanzó el 17% de los sufragios presentándose como el hombre fuerte que abanderaba la lucha contra la inmigración.

Rivalidad con Hermanos de Italia

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Ahora, con dos gobiernos distintos de por medio, el panorama no es el mismo. El viento no sopla tan a favor para él. Las encuestas lo sitúan entre el 12% y el 13% de los votos. Mientras, la ultraderechista Hermanos de Italia de Giorgia Meloni, una formación antes menor que en las últimas elecciones obtuvo el 4%, se convertirá, según los sondeos, en el partido más votado, con alrededor del 23,4%. Meloni y Salvini acuden a las urnas en una coalición de los tres partidos de derechas, junto a la Forza Italia de Silvio Berlusconi. Pero, según han acordado recientemente, será la formación más votada la que indique el nombre del primer ministro. Por ello, para el líder de La Liga es de vital importancia adelantar a Meloni.

Salvini no oculta su intención de que, si la derecha consigue formar Gobierno, su partido ocupe el Ministerio del Interior para imponer sus políticas migratorias. Pero Meloni lo ha frenado en seco. “El equipo de gobierno se discute con la coalición según los resultados electorales”, ha advertido. La líder de Hermanos de Italia, un partido surgido de los rescoldos del posfascismo, tiene ideas aún más extremas sobre inmigración. Cuando Salvini hablaba de cerrar los puertos a las embarcaciones de las ONG, ella proponía directamente hundir los barcos de estas organizaciones. Los referentes de Meloni en Europa son Polonia y Hungría, cada vez más cuestionadas en las instituciones europeas por su deriva autoritaria.

Pero, al mismo tiempo, el fenómeno migratorio ha dejado de ser una prioridad para los italianos. Las últimas encuestas apuntan que están más preocupados por el aumento de los precios, el encarecimiento de la energía o el empobrecimiento de la sociedad tras la pandemia.

Lampedusa (6.000 habitantes) es para Salvini el emblema de su mano dura como responsable de Interior. Pero, en cierto modo, también representa el fin de la deriva xenófoba y autoritaria que impulsó. La farsa de los puertos cerrados empezó a desmontarse en julio de 2019, con la liberación de Carola Rackete, la capitana de la nave humanitaria Sea Watch 3 que se rebeló contra las órdenes de Salvini y atracó en la isla con 40 inmigrantes a bordo. El archivo en los tribunales de su caso demostró que los puertos nunca estuvieron cerrados ni pueden estarlo. Poco después, otro pulso político de Salvini a la Unión Europea tampoco salió como él había deseado. Ahora afronta un juicio acusado de presunto secuestro de personas e incumplimiento de funciones —delitos que podrían acarrearle 15 años de prisión— por bloquear en agosto de ese mismo año durante varios días un barco de la ONG española Open Arms con un centenar de migrantes a bordo frente a las costas de Lampedusa.

Las organizaciones humanitarias Médicos Sin Fronteras, SOS Mediterranée y Sea Watch han denunciado la ausencia de operaciones de búsqueda y rescate en el Mediterráneo Central por parte de los países europeos. Estos organismos alertan del peligro de que se produzcan nuevas muertes. “La retirada de los medios europeos de búsqueda y rescate, así como los retrasos en la asignación de lugares seguros para desembarcar, han debilitado la capacidad del sistema de búsqueda y rescate para salvar vidas”, han apuntado las tres organizaciones en un comunicado conjunto. En solo cinco días de julio, dos embarcaciones de estas ONG rescataron a 1.046 personas. De ellas, los 659 náufragos rescatados por el Geo Barents, de Médicos Sin Fronteras, desembarcarán en el sur de Italia después de nueve días de espera.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

50% de descuento

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Continue Reading

Africa

La Nueva Constitución De Túnez Agudiza La División Del País

Published

on

la-nueva-constitucion-de-tunez-agudiza-la-division-del-pais

El presidente de la Junta Electoral tunecina (ISIE), Farouk Bouascar, anunció la noche de este martes en rueda de prensa que el porcentaje de votos favorables a la nueva Constitución alcanzó el 94,6% en el referéndum convocado para avalar la ley fundamental patrocinada por el presidente del país, Kais Said, mientras que tan solo un 5,4% de los ciudadanos que acudieron a las urnas se decantó por el no.

La aprobación de la nueva Constitución, que muchos expertos definen como “autocrática o “hiperpresidencialista” al concentrar en manos de Said casi todos los poderes del Estado, estaba garantizada ya que no había umbral mínimo de participación. Además, la mayoría de la oposición había optado por boicotear la consulta al considerar “ilegítimo” el proceso político que la gestó por derivar de un “golpe de Estado” —hace un año Said declaró el estado de emergencia para asumir plenos poderes y gobernar por decreto— y la tasa de participación fue solo del 27,5%. Así, la Constitución nace con una legitimidad maltrecha, lo que hace presagiar un agravamiento de la crisis política que experimenta el país.

La plataforma Frente Nacional de Salvación, que agrupa a algunos de los principales partidos, solicitó la dimisión de Said en un comunicado en el que también cuestionó la validez de los resultados, dadas la baja participación y las “dudas sobre la imparcialidad y la independencia del ISIE”. En mayo Said relevó de forma unilateral a los miembros de la Junta Electoral, una institución que había sido elogiada por haber organizado de forma transparente todas las elecciones del periodo posrevolucionario.

A diferencia de lo ocurrido en anteriores procesos electorales, esta vez las autoridades no permitieron la llegada de misiones de observación extranjeras. Tan solo algunas ONG locales, como la Asociación Tunecina para la Integridad de la Democracia y las Elecciones (ATIDE), desempeñaron esta tarea. Bassem Mattar, presidente de la organización, afirma que se registraron “numerosas infracciones de la ley, como la falta de respeto de la jornada de reflexión, el acompañamiento de los ciudadanos dentro de los colegios, y varios problemas con el registro de votantes”. Asegura, sin embargo, no tener información de ningún pucherazo. “Pero solo había observadores en 450 de los 11.000 colegios”, matiza.

Sayida Ounissi, que fue diputada del Parlamento ahora disuelto por el partido islamista Ennahda y exministra de Trabajo, considera que aun dando por buenos los números del ISIE, la votación es un “fracaso” para Said. ”Tan solo una pequeña minoría de la población ha aprobado su Constitución a pesar de haber puesto todos los medios del estado a su disposición”, sostiene. “Ya nadie podrá decir que Said aún tiene una popularidad estratosférica”, remacha. El presidente fue elegido en 2019 con más del 70% de los sufragios, una cifra histórica.

El analista Youssef Cherif sostuvo que la participación había sido mayor de lo que auguraban la mayoría de los observadores, “pero menor de lo que pretendía Said”. Eso sin embargo no impidió que el lunes, tras el cierre de los colegios electorales, Said se diera un baño de masas por la icónica avenida Burguiba del centro de la capital. “No hay marcha atrás posible. El presidente detenta su legitimidad solo del pueblo”, proclamó. También aprovechó para afirmar: “Los partidos políticos existen en virtud de la Constitución. No los voy a disolver”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Sus palabras no tranquilizaron a la oposición. Especialmente a Ennahda, que teme convertirse en blanco de la represión de Said si su popularidad continúa erosionándose los próximos meses. “Han desaparecido todas las protecciones recogidas en la Constitución de 2014. En cualquier momento pueden ilegalizarnos y arrestarnos”, advierte Ounissi, que denuncia presiones de la ministra de Justicia a la judicatura para que encarcele a Rachid Ghannouchi, el líder histórico del partido islamista.

La próxima etapa en el proyecto político de Said es la celebración de las legislativas el 17 de diciembre, que probablemente boicoteará también la oposición. La nueva Constitución no especifica la división de competencias entre las dos Cámaras legislativas y tampoco ofrece parámetro alguno para la ley electoral. Por lo tanto, el presidente también la promulgará de forma unilateral. “Vamos a tener una democracia real, no una formal”, sostuvo el presidente entre vítores de sus seguidores.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Continue Reading

Africa

Yihadistas Atacan Con Coches Bomba La Base Militar Donde Vive El Presidente De Malí

Published

on

yihadistas-atacan-con-coches-bomba-la-base-militar-donde-vive-el-presidente-de-mali
El coronel Assimi Goïta, líder de la junta militar golpista en Malí, durante una reunión celebrada en agosto de 2020 en Bamako.
El coronel Assimi Goïta, líder de la junta militar golpista en Malí, durante una reunión celebrada en agosto de 2020 en Bamako.AP

Este viernes de madrugada se ha producido un ataque con dos coches cargados de explosivos y tiros de mortero contra la base militar de Kati, donde reside el presidente de Malí, el coronel Assimi Goïta, y auténtico centro de poder de la junta castrense que dirige el país. Tanto el jefe de Estado como el ministro de Defensa, Sadio Cámara, se encontraban en el acuartelamiento en el momento del atentado. Las autoridades aseguran que se trata de un “ataque terrorista” de corte yihadista que solo ha provocado daños materiales y que dos de los agresores han muerto, en un contexto de creciente deterioro de las relaciones entre la junta militar y Occidente y empeoramiento de la situación en materia de seguridad en plena retirada militar francesa del país.

El incidente tuvo lugar este viernes sobre las cinco de la mañana. Residentes en Kati escucharon una fuerte explosión, que se atribuye a los dos coches-bomba reconocidos por el Ejército, seguida de intensos disparos de artillería pesada. La base militar no es solo la más importante del país, sino también la residencia del presidente y el ministro de Defensa y alberga el principal arsenal militar maliense. De Kati surgieron los tres últimos golpes de Estado que ha sufrido Malí, tanto en 2012 como en 2020 y 2021. De inmediato, las autoridades ordenaron el cierre del aeropuerto internacional de Bamako, posteriormente reabierto, y varios helicópteros sobrevolaron la capital, en cuyas entradas y salidas y principales cruces se instalaron controles militares.

Horas más tarde, el servicio de comunicación de las Fuerzas Armadas hizo público un comunicado a través de Twitter en el que aseguraba que se trataba de “un ataque terrorista” que había sido rechazado. “La situación está bajo control y hay una operación de rastreo para capturar a los autores y sus cómplices”, aseguraba la nota. Se da la circunstancia de que este viernes estaba previsto un encuentro entre el enviado especial de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental, Goodluck Jonathan, quien se encuentra en Bamako a tal efecto, y el presidente Goïta. El pasado mes de mayo las autoridades anunciaron haber desactivado un intento de golpe de Estado encabezado por el coronel Amadou Keïta, descontento con la deriva prorrusa del régimen militar.

El grave incidente en Kati, que hasta ahora no había sido objeto de ningún atentado, se produce tan solo un día después de una gran ofensiva yihadista con hasta seis ataques simultáneos contra puestos militares, uno de ellos en Kolokani, a un centenar de kilómetros de Bamako, que las autoridades atribuyen a la katiba Macina vinculada a Al Qaeda. El resto de atentados se produjeron en Douentza, Koro, Thy, Bapho y Ségou, con el resultado de dos soldados muertos y 15 heridos, así como siete terroristas también fallecidos.

Al mismo tiempo que se concreta la retirada de tropas francesas que luchan contra el yihadismo en Malí, que está previsto que termine en los próximos días con el traspaso de la base de Gao al Ejército maliense, así como de la fuerza europea Takuba, la presencia rusa a través de instructores militares y de mercenarios de la compañía privada Wagner ha ido ganando fuerza. En las últimas semanas, se ha abierto un nuevo frente en el deterioro de las relaciones entre los países occidentales y la junta militar, después de que esta paralizara las rotaciones de la misión de Naciones Unidas (Minusma) y ordenara la expulsión del portavoz de la misma, Olivier Salgado, tras la detención de 49 militares marfileños que formaban parte de Minusma, acusados por Bamako de un intento de desestabilización.

La Unión Europea también ha paralizado la formación de militares malienses en el marco de la misión EUTM, en la que España tiene una notable participación con hasta medio millar de soldados, y estudia en este momento su futuro. El detonante de esta decisión fue la masacre de Moura, en la que unos 300 civiles fueron asesinados en el centro del país por soldados malienses con el apoyo de mercenarios rusos, pero ha sido precisamente la creciente presencia de las tropas de Putin en el país las que han llevado a esta decisión, anunciada por el Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, el pasado mes de abril. Esta semana el ministro español de Exteriores, José Manuel Albares, se trasladó a Senegal y Mauritania en busca de consolidar su relación con aliados más fiables en la región, tanto en la lucha contra el yihadismo como contra la emigración clandestina.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Spanish Property & News