Connect with us

Canciones

¿Quién Va A Ganar Eurovisión? Los Favoritos Según Las Apuestas Y Las Escuchas En Spotify

Published

on

¿quien-va-a-ganar-eurovision?-los-favoritos-segun-las-apuestas-y-las-escuchas-en-spotify

Las apuestas predicen bastante bien Eurovisión. Sin llegar a ser infalibles, han predicho los primeros puestos de forma recurrente. El año pasado daban como favorita a Italia, que ganó, y en la edición anterior se decantaban por Países Bajos, que también ganó. Desde 2016 las apuestas siempre han dado al ganador y al segundo clasificado entre sus tres favoritos.

¿Qué dicen este año? Las apuestas se decantan claramente por Ucrania. Su canción Stefania, de la Kalush Orchestra, tendría un 59% de opciones de ganar el concurso, por delante de la inglesa Space Man (11%) y la sueca Hold Me Closer (9%). La representante española, Chanel, quedaría quinta, con su canción SloMo, con una opción entre 25 de sorprender y llevarse el concurso.

Estos datos indican que Ucrania podría ganar el sábado gracias a una ola de solidaridad con el país tras la agresión rusa. Su canción es favorita en las apuestas, aunque no está entre las más populares por sus escuchas en Spotify.

La aplicación de streaming ofrece datos de la “popularidad” de cada canción, en función del total de reproducciones y su tendencia. Gracias a eso sabemos que la canción italiana es la más popular (con un 78 sobre 100), seguida de la sueca (73), y la holandesa (73). La canción española aparece cuarta (68), en un grupo perseguidor donde están Alemania, Noruega y Reino Unido.

Una parte del empuje de cada tema parece doméstico: las tres canciones participantes más populares para Spotify son tres de las que aparecen entre las más escuchadas de sus respectivos países. Una excepción es el tema ucranio, quizás por la guerra, que es la tercera canción que más suena en su país, pero no es popular en términos generales. La canción española tampoco cumple el patrón. Aunque es la cuarta más popular de las participantes, esta semana no ha estado ni entre los 100 temas más escuchados en España.

El estilo de las canciones

Entre las 25 canciones que competirán el sábado hay temas alegres y movidos, pero también baladas menos enérgicas. Los datos de Spotify nos permiten clasificar cada canción con cuatro métricas: su positividad, lo bailables que son, su probabilidad de ser acústicas y la energía que tienen.

La canción española, SloMo, está entre las más positivas, bailables y enérgicas. También suena más electrónica que la media de los temas participantes, como muestra el gráfico.

Las canciones se pueden clasificar en tres grupos: 1) positivas y bailables, 2) tristes y acústicas, y 3) tristes pero más electrónicas. En el gráfico se pueden consultar una por una. Una canción característica del primer grupo es la rumana Llámame, y una representativa del tercer grupo, más triste, es Hold Me Closer, el tema sueco que está entre los favoritos.

Para ganar no hay una fórmula mágica. En los últimos 10 años, se han llevado Eurovisión seis canciones positivas y bailables, como el año pasado la italiana Zitti e Buoni, de Måneskin, o Toy, de Netta, que ganó en 2018. Pero también hubo cuatro ganadores con temas tristes, como la portuguesa Amar Pelos Dois, de Salvador Sobral, en 2017.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Arte

Clase De Sensatez Filosófica, Por Manolo García: “La Soledad Quita Vida”

Published

on

clase-de-sensatez-filosofica,-por-manolo-garcia:-“la-soledad-quita-vida”

Siempre pasa lo mismo cuando Manolo García entra por la puerta de un hotel. Nada más llegar a la recepción, el personal del hotel le dice: “La clave de la WiFi es…”. García le frena: “No, no, yo no quiero ni WiFi ni internet”. Le miran como a un bicho extraño, claro. El músico barcelonés (66 años) es un hombre de otro tiempo. Él mismo reconoce que le hubiera gustado vivir en la época de Al Ándalus. “He idealizado ese periodo. Es verdad que había garrotazos, como en todas las épocas, pero existían unos valores que hoy son difíciles de encontrar”, afirma en un hotel madrileño. El cofundador (junto a su amigo Quimi Portet) de El Último de la Fila acaba de editar dos discos, 27 canciones nuevas, la demostración de que vive momentos de alta creatividad: Mi vida en Marte, de concepto pop-rock, y Desatinos desplumados, donde los protagonistas son la guitarra española y el requiebro flamenco. En junio arranca una gira que se extenderá hasta diciembre. En la charla con este diario repasa temáticas “de la vida” que él llama “mi filosofía de bolsillo”. “Son pequeñas teorías torpes que a mí me ayudan”, señala. En realidad, es la voz del hombre sensato y despojado de postureo.

El único tesoro de la vida. “No tengo ni móvil con internet ni correo electrónico [y muestra su teléfono, uno pequeño, solo para hacer y recibir llamadas]. No intento adoctrinar, que cada uno haga lo que quiera, pero lo que más valoro en mi vida es mi tiempo, mi único tesoro. Y no lo quiero emplear en estar todo el día tecleando un móvil. Yo no quería ser mecanógrafo, quería ser músico. Si estoy en Zaragoza y tengo un rato me voy a los Monegros o al Moncayo, y camino dos horas por pueblos perdidos. Lo que no voy a estar es dos horas respondiendo mensajes en un grupo de WhatsApp. No quiero tener la obligación de leer las sandeces que me envía por WhatsApp un primo mío. Prefiero leer a Borges… Y no porque yo vaya de intelectualoide. Pero prefiero leer cosas de gente que ha dejado un legado de verdad, de saberes misteriosos. Y se puede llamar Borges, Bolaño, Cormac McCarthy o Lope de Vega. Soy protiempo, libertad, flipe… Hostias, es que flipar para mí es vivir. Estar vivo es una flipada muy grande. ¿Tengo que gastar mi tiempo a estar a la última en los chirimbolos del móvil? No creo”.

Manolo García, durante la entrevista en Madrid.
Manolo García, durante la entrevista en Madrid. Luis Sevillano

La soledad quita vida. “¿Tiene remedio el ser humano? No lo sé. Lo que tenemos es consuelo. Podemos ponernos espalda contra espalda, como los toros, para defendernos, consolarnos y ayudarnos los unos a los otros. Lo importante es sentirse acompañado, ayudarnos, cobijarse del frío de la vida, no sentirte solo. La soledad quita vida. El sentir que eres útil a los demás alarga la vida. El egoísmo, el ‘yo, mí, me, conmigo’ es todo lo contrario, acabas aburriéndote a ti mismo”.

Nos están machacando. “Hubo gente ingenua y de buen pensar que creyó que íbamos a salir mejor después de la pandemia. Y una leche: los que mandan, los poderosos, están redoblando los esfuerzos para machacarnos. Y así va a ser. Quieren pasta y más pasta. Están aprovechando para apretar. Solo hay que ver el ejemplo de algo tan básico como el pan, que ahora casi cuenta el doble”.

Escapista de la esclavitud. “He trabajado en 19 sitios antes de dedicarme profesionalmente a la música. Saltaba de los empleos en unas épocas gloriosas en las que encontrábamos trabajo de forma sencilla. Siempre escapaba porque me sentía esclavo. He sido un escapista de la esclavitud. No soportaba no sentirme un ser humano con tiempo. Mi abuelo decía: ‘Ocho horas para dormir, ocho para trabajar y ocho para vivir’. Y yo digo: ‘No, menos las ocho horas de dormir, las otras 16 hay que estar vivo’. Está claro que hay gente que no trabaja en lo que le gusta y que no queda otra, pero en ese caso hay que buscarse cada día momentitos de libertad. No solo en agosto y en Navidad, hay que intentarlo todos los días. ¿Cómo? Echa una partida de dominó con tus colegas cuando acabes el turno, tómate una cervecita con un amigo… Cada día es necesaria una parcelita de felicidad”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Situación laboral cabrona. “Antes al menos se trabajaba ocho horas; ahora, lamentable e injustamente, se trabaja en régimen de semiesclavitud: no se cobran horas extras, las condiciones son precarias… Hay una situación laboral muy cabrona y da igual quién gobierne. Se van montando los gobiernos uno encima del otro, pero los unos por los otros, la casa sin barrer. El mundo nunca irá bien si hay gente pasándolo mal. Tiene que haber una línea de equilibrio mínima, que es la dignidad. Yo por eso sigo haciendo canciones, porque si no la angustia puede con uno”.

La fábula del antílope y el león. “Somos pequeños homínidos. Pero, de repente, te encuentras a 50.000 personas en internet opinando desde China, desde Perú, desde Israel… Esa cacofonía cósmica no me interesa. Es que ahora lo que pase en el Polo Norte nos acojona a todos. Nos llegan noticias cruentas de todos los lados. Es inaguantable. Imaginemos que soy un antílope y estoy comiendo en la sabana. Seguro que hay leones por ahí, pero no puedo vivir acojonado por si viene uno, y mucho menos ver vídeos de leones comiéndose antílopes. Yo estoy bebiendo agua en la charca, estoy en paz… Y si aparece un león y viene a por mí, es en ese momento cuando debo emplear mi energía para angustiarme. Y si me caza el león me jodo. Pero estar todo el día angustiado por cosas que yo no puedo solucionar por la mierda del móvil y las redes… ¡Que me dejéis en paz! Yo no critico a quien lo hace, pero yo no lo hago. Quiero guardar mi energía y mi angustia para cuando realmente me haga falta, no estar todo el día angustiado. Naturalmente que lamentas la guerra de Ucrania, que te apiadas y te vas a una ONG corriendo y donas dinero o acoges a un refugiado ucraniano o sirio. Pero tampoco podemos vivir sometidos bajo una presión constante, porque no somos responsables de eso, no hemos hecho ningún mal a nadie”.

La estupidez humana. “Tengo un pequeño demonio que me tortura: a partes iguales amo al mundo y detesto al mundo. Como decía Einstein: hay dos cosas infinitas, una es el universo y otra la estupidez humana. No significa que todos los humanos seamos estúpidos, pero sí que nuestro comportamiento siempre ha sido bastante torpe”.

La misión de la gente joven. “Confío en que cuando el agua ya esté al borde, despierten las generaciones nuevas y digan: ‘Paren esto’. La gente joven tiene que tirar los móviles y las drogas y levantarse. Y hacerlo ya, porque nos están tomando el pelo y jodiéndonos la vida. Es una misión epopéyica, quizá una utopía, pero tiene que suceder: la gente joven tiene que reaccionar”.

Continue Reading

Canciones

Vídeo | ‘SloMo’ En La Plaza Mayor De Madrid: Así Fue El Regreso De Chanel A España Tras Su Tercer Puesto En Eurovisión

Published

on

By

video-|-‘slomo’-en-la-plaza-mayor-de-madrid:-asi-fue-el-regreso-de-chanel-a-espana-tras-su-tercer-puesto-en-eurovision

Chanel, la representante de España en Eurovisión 2022, se reencontró este domingo con el público en Madrid tras conquistar el tercer puesto con su tema SloMo, la mejor posición de España en 27 años. La intérprete aterrizó en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas a su regreso de Turín y puso rumbo a la plaza Mayor para participar en las fiestas de San Isidro de la capital, en una actuación organizada por el Ayuntamiento de Madrid junto a Los40 Classic. Ya en el escenario, Chanel rompió a llorar en varias ocasiones por la emoción. “Perdonadme que lleve gafas de sol, pero de tanto llorar tengo conjuntivitis”, explicó la cantante, que estuvo acompañada por su cuerpo de baile y por los presentadores Tony Aguilar y Julia Varela. Allí, Chanel recordó la polémica que se vivió tras su triunfo en el Bendidorm Fest, el festival donde fue elegida para representar a España en Eurovisión tras imponerse a rivales como Rigoberta Bandini y Tanxugueiras. “Ahora sí, lo puedo decir: lo hemos pasado increíblemente duro”, admitió la artista española de 31 años. Tras unas breves palabras, el público de la plaza Mayor pudo disfrutar de la interpretación en vivo de SloMo, la canción con la que sumó 459 puntos en Turín. Allí se proclamó vencedora Ucrania, la gran favorita, pero el público congregado en la capital quiso reconocer el logro de Chanel a gritos de “ganadora”. Puedes encontrar los momentos más destacados del regreso a España de Chanel en el vídeo que acompaña a esta noticia.

Continue Reading

Audiencia medios

Eurovisión 2022 Arrasa En Audiencias Con Chanel Y Logra La Mejor Cuota De Los últimos 13 Años

Published

on

By

eurovision-2022-arrasa-en-audiencias-con-chanel-y-logra-la-mejor-cuota-de-los-ultimos-13-anos

Las altas expectativas con las que España llegaba a Eurovisión 2022 se cumplieron: Chanel logró incluso mejorar el puesto que le pronosticaban las casas de apuestas y obtuvo un histórico tercer lugar. Las buenas perspectivas también sirvieron para que el festival arrasara en audiencia y lograra la mejor cuota de pantalla de los últimos 13 años. Una media de 6.835.000 espectadores vieron Eurovisión 2022 en La 1. Eso supuso un 50,8% de cuota de pantalla, el mejor dato desde la participación de Rodolfo Chikilicuatre en 2008, cuya cita logró un 59,3% de cuota. Se trata de la cuarta mejor cuota de una final de Eurovisión en La 1 desde que se miden las audiencias, solo superada por Rosa (2002), Chikilicuatre (2008) y Beth (2003).

Las votaciones, que terminaron dando la victoria a Ucrania, fueron lo más visto del día, con de 7.942.000 espectadores y una cuota del 61,3%. Más de 11 millones de espectadores contactaron en algún momento con La 1 para comprobar cómo marchaban los resultados, el mayor dato acumulado en ese fragmento en los últimos 10 años, como apunta TVE en una nota de prensa.

La actuación de España, que tuvo lugar a las 21.59, reunió a un total de 7.356.000 espectadores (52,6%). Pero el minuto más visto del día se situó en el momento en el que se anunció el ganador de esta edición, una decisión que estuvo entre Ucrania y Reino Unido: eran las 00.57 y lo vieron 8.853.000 espectadores (71,6%).

El dato de Eurovisión 2022 ha mejorado con creces el obtenido en 2021, con Blas Cantó como representante. Entonces, la final fue vista por 4.071.000 espectadores (29,4% de cuota). Sin embargo, en número de espectadores, la final de 2018, con Amaia y Alfred, fue más vista que la de 2022, superando los siete millones de televidentes de media. Todas ellas se quedan muy lejos del récord histórico de espectadores de una final de Eurovisión en España desde que se miden las audiencias, que se mantiene en la gala de 2002 con Rosa López como representante española: 12,7 millones de espectadores y 80,4% de cuota de pantalla.

Los informes de las consultoras Barlovento Comunicación y Dos 30′ recogen interesantes datos cualitativos sobre las audiencias de Eurovisión 2022. El festival fue líder en todos los grupos sociodemográficos, pero destaca el seguimiento que tuvo entre los jóvenes de 13 a 24 años, franja de edad en la que la cuota de pantalla se elevó hasta el 72,4%. Entre los adultos jóvenes, la franja de 25 a 44 años, la cuota fue del 64,7%. También fue muy alto el seguimiento entre los niños de 4 a 12 años, con un 57,2%. Por comunidades autónomas, Madrid fue la que prestó más atención a la final de Eurovisión, con un 60% de cuota de pantalla, seguida por Castilla y León (54%) y Cataluña (52%). A la cola, País Vasco, con un 39,8% de cuota.

Gracias al éxito de Eurovisión 2022, que se convirtió en la emisión más vista de los últimos 11 meses, La 1 lideró el sábado con una cuota media del 25.8%.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Spanish Property & News