Connect with us

Carlos Alcaraz

Spain's Tennis Superstar Carlos Alcaraz Becomes Youngest Ever Male Tennis World Number One After US Open Win – Olive Press News Spain

Published

on

spain's-tennis-superstar-carlos-alcaraz-becomes-youngest-ever-male-tennis-world-number-one-after-us-open-win-–-olive-press-news-spain

SPANISH teen sensation Carlos Alcaraz has become the youngest men’s player in the Open Era to hold the No. 1 ranking, after sealing a four-set victory over Casper Ruud in the US Open.

Carlos Alcaraz, unfurling his full array of shots together with his combination of athleticism and maturity, beat Casper Ruud 6-4, 2-6, 7-6 (7/1), 6-3 in the US Open final in a gruelling match that took over three hours.

Alcaraz’s maiden Grand Slam win at age 19 sees him become the youngest man to be ranked world number one, surpassing Lleyton Hewitt, who held the top spot at the age of 20 in 2001.

Alcaraz, the first teenager to claim the top ranking, is the youngest Grand Slam men’s champion since Rafael Nadal at the 2005 French Open.

Additionally, after Manolo Santana and Rafael Nadal, Carlos Alcaraz becomes the third Spanish player to win the US Open title.

On a day of record breaking achievements, Alcaraz is also the youngest champion in New York since Pete Sampras in 1990.

Alcaraz claimed his maiden Grand Slam title, and with it made history, on a second match point before collapsing to the court in celebration.

Meanwhile Ruud said he’ll continue chasing the No. 1 spot.

“Today was a special day, both Carlos and I knew what we were playing for and both knew what was at stake,” Ruud said. “I’m disappointed of course that I’m not No. 1, but No. 2 isn’t so bad either.”

READ MORE:

ATP Tour

Alcaraz Rubrica El Pase A La Fase Final De La Davis

Published

on

alcaraz-rubrica-el-pase-a-la-fase-final-de-la-davis

Primero abrió vía Roberto Bautista, garantía de acierto estos días en Valencia, y remató después Carlos Alcaraz, que venía de perder dos jornadas antes y se sobrepuso a un duelo muy puñetero para poner la rúbrica y atrapar el objetivo. Ambos vencieron, el dobles redondeó el pleno y, en consecuencia, España certificó su acceso a la fase final de la Copa Davis que se disputará en el pabellón Martín Carpena de Málaga, del 22 al 27 de noviembre. Lo hará además como primera de grupo, con dos victorias en el casillero –la de la apertura del miércoles contra Serbia (3-0) y esta frente a Corea del Sur (2-0)– y la única tacha de la derrota del viernes frente a Canadá (1-2). Mal menor. El equipo de Bruguera figurará en un par de meses entre los ocho mejores y se posiciona con ambición: número uno al frente y, en perspectiva, bajo el arrope de la grada andaluza para la recta definitiva de la competición. La séptima Ensaladera queda a tres peldaños.

Las matemáticas decían que España dependía de sí misma en este último cruce para lograr el pase y el liderato del grupo B, y a posteriori dicen que se encontrará directamente con Croacia en los cuartos de final. Es decir, prohibido bajar la guardia. Siempre guerrillero y competitivo, el cuadro balcánico –campeón en 2005 y 2018, finalista el curso pasado– accedió a la siguiente estación como segundo de su grupo –por detrás de Italia, con un balance de 2-1– y se opondrá en noviembre con argumentos interesantes. A la experiencia y el martillo de Marin Cilic (reservado esta vez) añade aspereza en los individuales (Borna Coric y Borna Gojo) y dos de los doblistas más contrastados de los últimos tiempos, Mate Pavic y Nikola Mektic, ocho y nueve del mundo respectivamente. Por tanto, exigencia de la buena.

El equipo español compareció este domingo después de haber recibido la tarde anterior la ayuda de Serbia, que batió a Canadá y había dejado a tiro el objetivo para los de Bruguera. Así que primero desfiló con autoridad Bautista, firme ante un adversario muy tierno que apenas pudo hacerle cosquillas. Seong Chan Hong, 384º del mundo, se conformó con maquillar el marcador en el segundo parcial (6-1 y 6-3, tras 1h 11m) y el castellonense enlazó su séptima victoria consecutiva en la competición, pleno esta semana: Miomir Kecmanovic, Vasek Pospisil y Hong engrosan la lista de méritos de un jugador que fue determinante en el logro de la última Ensaladera, hace tres años en Madrid.

Después de algún titubeo, Bautista (34 años, 21º) se consolida en su veteranía como un hombre Davis en toda regla. No pierde desde que el ruso Andrey Rublev se impusiera en la fase de grupos de la edición de 2019. A partir de ahí, un seguro. “Siento que tengo más experiencia y que manejo mejor los partidos”, comentaba después de resolver el último. Hasta ahí, todo en orden. Pero después saltó a la pista con muchas ganas de enredar Soon-Woo Kwon, que ni mucho menos es una perita en dulce y exigió de lo lindo a Alcaraz. De 24 años y 74º en el ranking, corajudo y veloz, el asiático propuso porfía hasta el final, aunque le faltó la determinación que tuvo el español en el desempate y el número uno consiguió sentenciar: 6-4 y 7-6(1), tras 1h 46m.

Primer triunfo en la cima

“No ha sido fácil. Ha sido un mes y medio muy exigente, porque no ha sido solo Nueva York, sino también Montreal y Cincinnati. Vine el martes, y el miércoles ya estaba entrenando… No ha sido fácil, pero estamos en la Davis, estamos representando a España y no era hora de estar cansado. Lo he dado todo y ahora creo que me merezco unos días de descanso”, apuntó en declaraciones a Movistar el de El Palmar.

El murciano había perdido contra Felix Augger-Aliassime el viernes y evidenció otra vez que pese a la juventud y el apetito, la tralla del US Open le ha pasado factura. Menos lúcido que en Nueva York, lógicamente, supo anular la resistencia de un rival que ya le arañó un set este año en Barcelona y que llegó a estar break por encima en la segunda manga; sin embargo, Alcaraz mantuvo el temple, se enderezó, contragolpeó –después de que Kwon tuviera bola para 5-2 y saque– y obtuvo su 52ª victoria de la temporada, la primera en lo alto del circuito. Puso su firma a la clasificación de España y La Fonteta lo festejó, antes de que Marcel Granollers y Pedro Martínez vencieran a Ji Sung Nam y Min-Kyu Song (7-5, 3-6 y 6-1).

Canadá, segunda, acompañará a los de Bruguera, mientras que Serbia (sin Novak Djokovic y con el mismo registro que los norteamericanos) quedó apeada por las cuentas.

“Aunque perdimos con Canadá, creo que hemos dado un nivel excepcional”, valoró el capitán en la sala de conferencias. “Hace dos días hicimos un buen partido y fue duro acabar así. Sabíamos que si dábamos el nivel somos una buena pareja. Hemos jugado más tranquilos y hemos conseguido el punto”, afirmó Martínez. “Lo de hoy nos aportará experiencia”, agregó Granollers. Y anticipó Bruguera: “Todos los equipos son muy, muy potentes. Croacia tiene a Cilic, de lo mejor en indoor [bajo techo], y Coric, que está en su mejor año; en dobles tienen a dos números uno con Mektic y Pavic. Será una eliminatoria durísima”.

LA SORPRESA DE PAÍSES BAJOS

A. C.

Países Bajos protagonizó la gran campanada de la fase de grupos. Encabezada por Botic Van de Zandschulp (35º), ganó los tres cruces y apeó a una de las clásicas de la competición, Gran Bretaña. Kazajistán cerró ese Grupo D.


En el A, Italia impuso su calidad y lideró por delante de Croacia, mientras que Suecia y Argentina (esta sin arañar un solo punto) se quedaron fuera.


En el Grupo C, a Alemania no le pesó la ausencia de su figura, Alexander Zverev. El de Hamburgo no pudo participar en las series al resentirse de una lesión, pero su equipo se sostuvo y progresó junto a la versátil Australia, que dispone de un buen fondo de armario y tampoco acusó la baja de Nick Kyrgios. No superaron el corte Francia y Bélgica.


El cuadro definitivo de enfrentamientos en los cuartos de final de la Copa Davis queda así: España-Croacia, Italia-Estados Unidos, Alemania-Canadá y Australia-Países Bajos. En el caso de que el equipo español (2º en el ranking mundial) lograse alcanzar las semifinales se mediría con la ganadora de la última serie citada. 

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Continue Reading

Albert Ramos

España Suple A Alcaraz Con Oficio

Published

on

espana-suple-a-alcaraz-con-oficio

A falta de Carlos Alcaraz, que desfiló por La Fonteta durante la presentación pero que al final optó por dosificarse y reservar fuerzas de cara a la siguiente serie, España tiró de fondo de armario para batir a Serbia en la apertura de la fase de grupos de la Copa Davis. Compareció el número uno, pero no jugó y fueron Albert Ramos (2-6, 7-6(5) y 7-5 a Laszlo Djere) y Roberto Bautista (7-6(5) y 7-6-(5) a Miomir Kecmanovic) quienes decantaron la primera eliminatoria de las tres que disputará el equipo capitaneado por Sergi Bruguera esta semana en Valencia. Ya de madrugada, Marcel Granollers y Pedro Martínez pusieron el broche con su victoria en el turno de dobles ante Dusan Lajovic y Nikola Cacic: 6-7(5), 6-2 y 6-2. Es decir, pleno: 3-0. Optimista carta de presentación antes de los cruces contra Canadá (viernes) y Corea del Sur (domingo).

El sobreesfuerzo efectuado en Nueva York, donde conquistó su primer Grand Slam y la readaptación de los biorritmos al cambio horario obligaron finalmente a que España reservase al nuevo número uno. Alcaraz, el jefe del circuito más precoz de la historia, posó sonriente junto al capitán y el resto de sus compañeros, y durante un rato ocupó una plaza en el banquillo; sin embargo, él y Bruguera llegaron a la conclusión de que no convenía forzar. El murciano (19 años) descansó, apoyó desde la barrera e intervendrá el viernes frente a Canadá, liderada por Felix Augger-Aliassime. Quería jugar, pero la realidad física manda. Escuchó al cuerpo. La grada se quedó con las ganas.

A pesar de su ausencia, España se impuso con el oficio de la veteranía a Serbia, que echó mucho de menos a Novak Djokovic. El campeón de 21 grandes descartó acudir a Valencia estos días por un “asunto personal” –la boda de su hermano Djordje, según confirmó su capitán, Viktor Troiki– y las aguerridas versiones de Djere y Kecmanovic chocaron con la fiabilidad de Ramos (34 años) y Bautista (también 34). El primero supo navegar a contracorriente y enmendar una delicada situación en el set definitivo, 3-0 abajo de inicio, mientras el segundo pilotó y supo cerrar un áspero duelo decidido al desempate; el catalán invirtió 2h 59m, por las 2h 16m del castellonense.

Sea cual sea la circunstancia, Bautista siempre está ahí, nunca se esconde. La prudencia de Alcaraz, unida a las ausencias a última hora de Pablo Carreño y Alejandro Davidovich –tocados tras su participación en el US Open– devolvieron a la primera línea a dos pretorianos. Remontó uno, dominó el otro.

Alcaraz celebra un punto durante el partido de Ramos.
Alcaraz celebra un punto durante el partido de Ramos.PABLO MORANO (REUTERS)

“He disfrutado de jugar a muy buen nivel en esta competición, cosa que no es fácil, pero también ha sido duro. He tenido más opciones que él al resto. Al final del segundo set se ha notado un poco el cansancio, pero ha sido un partido de un nivel altísimo”, expuso Bautista en declaraciones a Movistar, siempre dispuesto en una competición que le ha dejado cicatrices (11 victorias y seis derrotas en la ficha) y también una huella imborrable; no se olvidará su aportación en 2019, cuando tuvo que abandonar la concentración por la muerte de su padre y a su regreso fue determinante para elevar la sexta Ensaladera.

Este miércoles también respondió Ramos, quien tuvo que rehacerse cuando iba a remolque. Unos problemas físicos mermaron a Djere en el tramo final y detonaron el enfado de Bruguera, al interpretar que el serbio trataba de ensuciar el partido y que la juez no debía detenerlo. “No me vendas películas, esto está muy claro: es un calambre”, protestó el preparador; “tú lo sabes, yo lo sé, él lo sabe y lo sabe todo el mundo…”. A partir de ahí reaccionó su jugador, especialista sobre tierra batida. “He empezado un poco nervioso, no encontraba las sensaciones. He intentado endurecer los puntos lo máximo posible y al final ha dado resultado”, expuso Ramos.

Ahora, España se concentra en sellar el viernes (a partir de las 16.00, #Vamos) el pase ante Canadá, dado que en la edición del año pasado no logró franquear la barrera de la fase de grupos. El próximo rival batió en la jornada inaugural del martes a Corea del Sur por 3-0.

ASÍ ES LA FASE DE GRUPOS DE LA DAVIS

A. C.

La fase de grupos de la Copa Davis se disputa a cuatro bandas, en cuatro sedes diferentes y con 16 equipos en liza. Las dos mejores de cada grupo se clasificarán para el desenlace del torneo, que tendrá lugar en el pabellón Martín Martena de Málaga en noviembre (del 23 al 27).

Grupo A (Bolonia): Argentina, Croacia, Italia y Suecia.

Grupo B (Valencia): España, Serbia, Corea del Sur y Canadá.

Grupo C (Hamburgo): Bélgica, Francia, Alemania y Australia.

Grupo D (Glasgow): Gran Bretaña, Países Bajos, Kazajistán y Estados Unidos.

Resultados del 14 de septiembre: Italia, 3 – Croacia, 0; España, 3 – Serbia, 0; Francia, 1- Alemania, 2; y Estados Unidos, 1 – Gran Bretaña, 1.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Continue Reading

ATP Tour

Alcaraz: “He Jugado Feliz Y Por Eso Tengo El Trofeo”

Published

on

alcaraz:-“he-jugado-feliz-y-por-eso-tengo-el-trofeo”

Mientras a Casper Ruud le arropaba su gente en el salón reservado a los jugadores y sus equipos, entre aguas e isotónicas –dos o tres cervezas por ahí, nada más–, Carlos Alcaraz saboreaba el éxito en Nueva York junto a los suyos en la intimidad del vestuario. Después de todo el subidón y el esfuerzo efectuado a lo largo de estas dos semanas, al español (19 años) se le notaban la descompresión y el cansancio. Ha sido un viaje a todo trapo en el que ha logrado escapar a varias situaciones límite, ninguna como aquella bola de partido que salvó en el duelo de los octavos contra Jannik Sinner. Un partido que, de paso, sirvió de perfecto escaparate para el nuevo ciclo que va cogiendo forma.

“Quizá Sinner y Carlos pueden dominar la próxima década si mantienen el nivel que demostraron el otro día; Zverev, Ruud, Tsitsipas y Thiem también van a estar ahí, pero con todos los respetos, eso es lo que pienso”, introducía Juan Carlos Ferrero ante los periodistas, antes de que su jugador le cogiera el relevo ante el micrófono. El murciano departía feliz, pero cansado. Al fin y al cabo, para alcanzar el éxito ha tenido que invertir 23h 39m, de las cuales 5h 15m correspondieron al cruce con Sinner. Se trata de un registro récord, ya que hasta ahora quien más se había dilatado era el sudafricano Kevin Anderson, que empleó 23h 20m en la edición de 2018 de Wimbledon.

“Nunca me hubiera imaginado que iba a ganar un Grand Slam con 19 años. Pero creo que, tal y como soy, no me va a ser complicado mantener los pies en el suelo. Voy a seguir siendo el mismo chico de siempre”, apuntaba Alcaraz, el tenista que más títulos (5) y victorias (51, por las 46 de Tstisipas, segundo) ha conseguido esta temporada. “Quiero seguir estando en lo más arriba del tenis durante mucho tiempo, como lo ha hecho el Big Three [Nadal, Federer y Djokovic]. Para eso no hay que parar, hay que seguir y seguir, y es lo que voy a hacer”, señaló. “Ellos tienen 22, 21, 20… Yo estoy a la cola”.

Alcaraz es el vigesimoctavo número uno de la historia, el más precoz. “Es increíble tener ese hueco, pero todavía es más difícil hacer lo que han hecho el Big Three, manteniéndose ahí arriba durante 20 años, ganando y peleando el uno cada año. Eso es lo que yo busco. No quiero compararme con ellos porque hacerlo es casi imposible, obviamente, pero quiero llegar ahí y parecerme a ellos, aunque sea una pequeña parte”, indicó; “¿qué me falta? Un montón. Me queda mucho por mejorar en todos los aspectos. Tengo que seguir evolucionando, no me puedo estancar ahora. Que haya conseguido un Grand Slam y el número uno no significa que me tenga que quedar en mi zona de confort. Sigo teniendo hambre”.

Como Edberg y Kuerten

Antes de su intervención, Ferrero –emocionado al recordar el reciente fallecimiento de su padre– había deslizado que Alcaraz está hoy a un 60%, y que dispone de un 40% de margen para aprender. “Nadie es perfecto, Carlos tampoco. Va a tener siempre sus pequeños puntos débiles. Son muchas cosas: el resto, el saque, el revés, la consistencia, el intentar no irse en ciertos momentos mentalmente…”, exponía el técnico. Y comparte su jugador: “Soy un chico de 19 años. Todo esto me ha llegado muy pronto. Muchos grandes partidos que he jugado me doy un 9 de nota porque un 10 es imposible. Siempre se puede mejorar”.

Alcaraz atiende a los periodistas tras proclamarse campeón.
Alcaraz atiende a los periodistas tras proclamarse campeón.JULIAN FINNEY (AFP)

Hasta ahora, solo dos hombres –Stefan Edberg (US Open 1992) y Gustavo Kuerten (Roland Garros 1997)– habían conseguido ganar un major después de firmar tres triunfos consecutivos en cinco sets. Ya son tres. Alcaraz lo ha conseguido a base de tenis y, también, de ese trío de elementos que le inculcó su abuelo: “cabeza, corazón y coj….”. Preguntado por este periódico por el porcentaje correspondiente de cada apartado, contestó: “Están conmigo en cada partido, en cada momento. He jugado un gran tenis, pero también he estado a un nivel de mentalidad enorme, un nivel de corazón enorme, y un nivel de lo otro enorme [risas]”.

Un “espagueti” sin músculo

Dice Alcaraz que este US Open le ha enseñado por encima de todo a “sobreponerse a los momentos difíciles”, y que eso es lo que más le ha sorprendido de sí mismo. Venía el español de un periplo veraniego complicado, después de haber caído en las primeras rondas de Montreal (primera) y Cincinnati (octavos). “Quizá había perdido la alegría en la pista, preocupándose quizá de los números”, precisó Ferrero, que hace 19 años (2003) logró ascender también al número uno; “Así que al llegar aquí le aconsejé que se fuera a la red en cada bola corta, y creo que esa ha sido la clave”. Confirma el tenista: “He jugado feliz, y por eso he conseguido el trofeo”.

Incide el preparador en la sencillez del chico y en que no tiene “segunda personalidad”, en que cuando llegó a su academia en 2015 era un “espagueti” y que no tenía músculo, pero ya se le adivinaban cosas distintas al resto de los alumnos, y que aunque algunas cosas no le gusten demasiado, se deja guiar y “aprende”. A la par, Alcaraz subraya que “ahora es cuando más ganas y más trabajo tengo que ponerle para mantenerme ahí” y que sigue y seguirá siendo Carlitos, el chico del pueblo que se reúne con sus amigos en la plaza: “Estoy orgulloso de ser murciano, orgulloso de ser de El Palmar y orgulloso de ser español”.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Spanish Property & News